Racismo en Cuba http://cubaracismo.impela.net Racismo - Cuba - Racism Sun, 16 Jul 2017 21:01:54 +0000 en-US hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.8.1 Impiden a cuatro activistas cubanos viajar a evento sobre racismo en Colombia http://cubaracismo.impela.net/2017/07/impiden-a-cuatro-activistas-cubanos-viajar-a-evento-sobre-racismo-en-colombia/ http://cubaracismo.impela.net/2017/07/impiden-a-cuatro-activistas-cubanos-viajar-a-evento-sobre-racismo-en-colombia/#respond Sun, 16 Jul 2017 21:01:54 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=176094

Impiden a cuatro activistas cubanos viajar a evento sobre racismo en
Colombia

Los cuatro cubanos a los que el régimen no dejó viajar a Colombia son de
la raza negra y estaban invitados a un evento sobre racismo en ambos países.
El régimen cubano impidió este sábado viajar a Colombia, a los
periodistas independientes Víctor Manuel Domínguez y Yusimí Rodríguez y
a los miembros del Comité Ciudadano por la Integración Racial Jorge
Amado Robert y Fernando Palacios quienes participarían en un intercambio
en Cali sobre el racismo en ambos países.

La negativa de viaje les fue presentada en la aduana del Aeropuerto
Internacional José Martí de la Habana cuando realizaban el chequeo de
aduanas.

El evento al que habían sido invitados tenía como propósito tratar el
tema racial y específicamente la violación de los derechos y la
discriminación de los ciudadanos afrocolombianos y afrocubanos, dijo a
Martí Noticias Fernando Palacios quien calificó la acción “de naturaleza
racista”.

El opositor advirtió que las negativas de viajes al extranjero a los
activistas se ha convertido en una práctica del régimen cubano.

A su juicio esa son señales de que el gobierno cubano no está avanzando
hacia un estado democrático y a una sociedad de apertura, y demuestran
que el régimen está dispuesto a violar los derechos de los ciudadanos.

En junio pasado una veintena de activistas cubanos no pudieron asistir
al Foro Regional “Juventud y Democracia”, en Cancún, y en todos los
casos les informaron que estaban “regulados”, una determinación que los
limita a salir del país y en la que las autoridades aduaneras no dan
explicación de las razones de esa negativa.

(Redacción Idolidia Darias con la colaboración de Yolanda Huerga)

Source: Impiden a cuatro activistas cubanos viajar a evento sobre
racismo en Colombia –
www.martinoticias.com/a/cuba-impiden-viajar-a-colombia-activistas-raza-negra/149130.html

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/07/impiden-a-cuatro-activistas-cubanos-viajar-a-evento-sobre-racismo-en-colombia/feed/ 0
Rosa Parks en la Cuba de los Lineamientos http://cubaracismo.impela.net/2017/07/rosa-parks-en-la-cuba-de-los-lineamientos/ http://cubaracismo.impela.net/2017/07/rosa-parks-en-la-cuba-de-los-lineamientos/#respond Fri, 14 Jul 2017 15:42:48 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=175907

Rosa Parks en la Cuba de los Lineamientos
Ojalá el caso de Yanay Aguirre ayude a acabar de una vez con el problema
de la discriminación, y no solo la de tipo racial
Viernes, julio 14, 2017 | Luis Cino Álvarez

LA HABANA, Cuba.- En Cuba, donde el maltrato de todo tipo a las personas
por parte de cualquiera –sea un guagüero, un bodeguero, la recepcionista
de una oficina, el administrador de una empresa o un policía- se ha
vuelto cotidiano, y los que se atreven a quejarse no suelen ser
escuchados, un caso como el de Yanay Aguirre es raro, excepcional.

Yanay Aguirre escribió una carta a la sección Buzón del periódico
Trabajadores donde se quejaba de que un botero (chofer de alquiler) la
había maltratado al expulsarla del carro, profiriéndole insultos
racistas. Tan pronto la carta apareció publicada, el pasado 3 de julio,
llegaron al periódico decenas de mensajes de solidaridad con la joven y
de indignación por la forma en que la muchacha había sido discriminada y
vejada por ser negra. Y poco después, la Dirección de la Policía
Nacional Revolucionaria anunció que el chofer (cuyo nombre no reveló)
había sido detenido y sería llevado ante los tribunales.

“Tremendas leyes se gasta esa negrita”, me comentó jocosamente un
vecino, y me miró con cara de asombro cuando le reproché su racismo
jaranero.

En Cuba, si tuvieran que ir a juicio todos los que se refieren a los
negros de forma despectiva, burlona o abiertamente insultante, los
tribunales se abarrotarían, no darían abasto. El racismo, aunque sea la
mayoría de las veces de forma no consciente, está prendido en la psiquis
de los cubanos, por mucho que se nieguen a admitirlo, especialmente si
son blancos o parecen serlo.

El gobierno, que hace más de medio siglo, de un plumazo, dio por
terminada la discriminación racial, en los últimos años ha tenido que
admitir que aún está latente en la sociedad cubana, solo que lo explica
como “un problema cultural”.

Yanay Aguirre, que tal vez por ser estudiante de Derecho en la
Universidad de La Habana conoce las leyes y supo reclamar su derecho a
no ser vilipendiada y discriminada, viene a convertirse en una especie
de Rosa Parks en la Cuba de los Lineamientos y la actualización del
modelo económico.

El caso de Yanay Aguirre es alentador. Ojalá ayude a acabar de una vez
con el problema de la discriminación, y no solo la de tipo racial.
Porque en Cuba, donde según la Constitución y el Código Penal, ninguna
persona puede ser discriminada, no solo los negros son ofendidos y
discriminados de una forma u otra. También lo son las personas de la
comunidad LGTBI que no estén bajo el amparo de Mariela Castro y no
bailen en su comparsa; los habitantes de las provincias orientales, los
llamados despectivamente “palestinos” o “sin tierra”, que por ley
necesitan de un permiso para permanecer en La Habana y no ser deportados
por la policía a su lugar de origen.

Y ni hablar de los que se oponen abiertamente al régimen. Sus derechos
no cuentan. Para ellos, la exclusión es institucionalizada. Llamarlos
“gusanos” o cualquier otro insulto, y hasta golpearlos, es un mérito
político, una muestra de celo y combatividad revolucionaria, aun cuando
no sea en el marco de uno de los actos de repudio organizados por
Seguridad del Estado.

Últimamente, las discriminaciones, lejos de resolverse, en este país que
cambia “sin prisa y sin pausa”, van en aumento. Ahora también te pueden
discriminar por pobre y hasta por feo. Te pueden negar un empleo
alegando “falta de idoneidad”, un abstracto y subjetivo concepto que
abarca desde “no tener una buena apariencia física” (¿?) hasta no ser
políticamente confiable. Y el dueño de un paladar o cualquier otro
establecimiento privado se reserva el derecho de no admitir tu entrada
por tu aspecto “raro” (¿?) o tus modales, o porque sospeche a priori,
sin saber cómo anda tu billetera, que no cuentas con dinero suficiente
para pagar la comida y la bebida que vas a consumir.

Ojalá que a partir de ahora, a los que les griten “negro de mierda”,
“maricones”, “tortilleras” “palestinos”, “gusanos” o cualquier otro
insulto, todos los marginados o discriminados, empiecen a quejarse
públicamente, y como en el caso de Yanay Aguirre, la gente se
solidarice con ellos. Y lo que es más difícil, al menos por ahora: que
las autoridades escuchen sus reclamos.

luicino2012@gmail.com

Source: Rosa Parks en la Cuba de los Lineamientos CubanetCubanet –
www.cubanet.org/destacados/rosa-parks-en-la-cuba-de-los-lineamientos/

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/07/rosa-parks-en-la-cuba-de-los-lineamientos/feed/ 0
Taxi Driver Arrested In Havana After Being Accused Of Racism http://cubaracismo.impela.net/2017/07/taxi-driver-arrested-in-havana-after-being-accused-of-racism/ http://cubaracismo.impela.net/2017/07/taxi-driver-arrested-in-havana-after-being-accused-of-racism/#respond Thu, 13 Jul 2017 21:25:49 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=175873

Taxi Driver Arrested In Havana After Being Accused Of Racism

14ymedio, Havana, 10 July 2017 – The driver of a private taxi was
arrested after being accused of racial discrimination by Yanay Aguirre
Calderín, according to a report Monday in the weekly paper Trabajadores
(Workers). The event has generated numerous articles in the official
press which is making an example of the case.

On 2 July, the same weekly published an article by Calderín, a law
student who is black, where she related how she engaged the taxi and was
treated aggressively by the drive due to the color of her skin.

According to prosecutor Rafael Ángel Soler López, head of the Office of
Attention to the Citizenry of the Attorney General’s Office, “We cannot
yet anticipate what the end of the process will be,” since they are now
“investigating to be able to prove the criminal act before the courts.”

The Cuban Penal Code establishes a penalty of between six months and two
years of deprivation of liberty, or a fine of between 200 and 500 CUP,
to anyone who denies “on the grounds of sex, race, color or national
origin the exercise or enjoyment of the rights of equality established
in the Constitution.”

Aguirre Calderín, who does not specify the exact date of the events,
took the private car on Avenida 41, in the Marianao municipality, but
when she wanted to change her destination, the driver reacted “very
upset” and “very violently.” The young woman explains that at that
moment the driver shouted that “every time there is a black person in
his car it’s the same” and that for that reason “he could not stand them.”

Calderín then rebuked the driver, whom she accused of offending her, to
which the taxi driver responded by asking the passenger to get out of
the car before arriving at the place initially designated by her. At
that moment the complainant took a photograph of the car with her cell
phone and noted the number of the license plate, which facilitated the
arrest of the driver by the police.

Source: Taxi Driver Arrested In Havana After Being Accused Of Racism –
Translating Cuba –
translatingcuba.com/taxi-driver-arrested-in-havana-after-being-accused-of-racism/

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/07/taxi-driver-arrested-in-havana-after-being-accused-of-racism/feed/ 0
Los derechos humanos como hoja de parra http://cubaracismo.impela.net/2017/07/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra/ http://cubaracismo.impela.net/2017/07/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra/#respond Thu, 13 Jul 2017 17:28:40 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=175805

Los derechos humanos como hoja de parra
La primera máxima de una política ética, y toda promoción de derechos
humanos tiene que necesariamente serlo, es no hacer daño
Arturo López-Levy, Denver | 13/07/2017 1:49 pm

El discurso de Donald Trump en rechazo al acercamiento hacia Cuba ha
expuesto no solo su desinformación sobre la Isla sino también las fallas
de algunos argumentos usados en la prensa liberal para defender la
política de Barack Obama. Al aceptar los términos de debate, desde la
descalificación total de la revolución cubana por la derecha
anti-normalización, la posición liberal rinde de entrada tres de sus más
poderosas razones contra el embargo/bloqueo: la moral, la legal y la
histórica.
Los artículos de opinión de Christopher Sabatini “Trump’s imminent Cuba
problem” y “U.S.-Cuba policy change advocates: this is your ally” y el
editorial “A Cynical Reversal on Cuba” por el consejo editorial de The
New York Times son típicos ejemplos. Rechazan un recrudecimiento del
embargo, pero atribuyen a la política estadounidense hacia Cuba y los
defensores de las sanciones una autoridad moral por su oposición al
Gobierno cubano que no es justificada ni por la historia del conflicto,
ni por su postura hacia los derechos humanos como normas legales
internacionales.
Un tercer camino que no es tal
Sabatini dice que “el argumento de que la dureza del embargo equivale a
la defensa de los derechos humanos y el cambio político, es fallido
seria y moralmente en muchos niveles, lógicos e históricos”. Sin
embargo, el “camino medio” que propone y sus argumentos son
instrumentales para promover los mismos fines del embargo; la imposición
ahora por medios pacíficos, de una visión sobre Cuba hecha en Washington
o Miami que niega cualquier legitimidad a la revolución cubana,
considerada por Marco Rubio “un accidente de la historia”.
En esa lógica, la apertura del 17 de diciembre de 2014 hacia Cuba es
útil porque socava al Gobierno cubano, permite negociar acuerdos de
seguridad y contra el crimen internacional, y abre oportunidades de
negocios a los estadounidenses mientras se promueve a los sectores
privados emergentes de la economía cubana y los grupos opositores afines
a un cambio de régimen. Sabatini nos dice que “de cualquier manera los
ciudadanos cubanos pierden” porque Raúl Castro dará prioridad al
presupuesto del gas lacrimógeno, las balas de goma, los bastones
eléctricos y otros instrumentos de represión. Así acepta como válida la
ficción central usada contra la política de Obama: La cooperación
estadounidense con el Gobierno cubano debe ser mínima pues existe una
drástica separación del gobierno como usurpador de la soberanía, y el
pueblo cubano representado por los opositores, escogidos del gobierno
norteamericano de turno. El rol de Estados Unidos —en esa ficción— es
aupar a los cubanos para la libertad. Sabatini separa la política del
presidente Obama en una dimensión “brillante”, que ejemplifica con su
discurso en La Habana, y otra “vergonzosa”, representada en la
declaración de la Casa Blanca a propósito de la muerte de Fidel Castro.
Obama apenas definió a Fidel Castro como una figura compleja cuyo papel
en la historia de Cuba y el mundo, el futuro definiría. Sabatini no
explica su “camino medio” pero hubiese sido una torpeza diplomática
condenar al líder de la Revolución Cubana pues enconaría conflictos
entre cubanos y entre Cuba y EEUU. Las luces y sombras de la Revolución
son específicas a las políticas implementadas en cada área y corresponde
a los cubanos de cada época evaluarlas sin totalitarismos.
Sería lamentable que todo lo que se avanzó en la última administración
demócrata en la comprensión del peso del nacionalismo en la política
cubana, y la necesidad de respetar la soberanía cubana tal y como la
concibe el derecho internacional se pierda ahora en una acomodación
fáustica con los defensores del embargo. Uno de los retos políticos más
inmediatos en el tema de la ideología que recibirá el liderazgo cubano a
estrenarse en 2018 es la celebración del 60 aniversario del triunfo
revolucionario de 1959, y que celebrar: ¿El fin de la dictadura
batistiana? ¿La reivindicación de la soberanía frente a la intromisión
indebida estadounidense en los asuntos internos? Seguro. ¿La instalación
de un modelo de economía estatizada y unipartidismo? Mucho más polémico.
Habla bien de Barack Obama su preferencia por dejar a los cubanos
resolver esos dilemas del pasado mientras avanzaba el deshielo en su
último mes de mandato.
La defensa de la distensión a hurtadillas evita reivindicar dos momentos
gloriosos de la nueva visión sobre Cuba, como oportunidad y país en
transición, no como una amenaza a los EEUU. En Sudáfrica, Obama se
comportó con la dignidad de una superpotencia democrática. Saludó a Raúl
Castro, sin concesión alguna a Cuba sino a la realidad histórica del
papel de la Isla en la lucha contra el apartheid. Una lucha de derechos
humanos en la que los partidarios del embargo encabezados por Jesse
Helms y la Fundación Nacional Cubano-Americana estuvieron del lado
equivocado.
La declaración de Obama a la muerte de Fidel Castro respetó la realidad
de una personalidad compleja. El mismo Gobierno castrista que organizó
la campaña de alfabetización y otras medidas sociales que han abierto la
participación política a millones, sistematizó la exclusión y reclusión
sin juicio justo e imparcial de supuestos inadaptados sociales por
motivos ideológicos, y en cierto momento, hasta de orientación sexual.
Es un legado complejo en derechos humanos en que lo mejor que Estados
Unidos hace es dejar a los cubanos juzgar por sí mismos, fomentando la
empatía y una visión de futuro. Ingratos hubiesen sido los líderes de
Sudáfrica, Namibia, Angola, Argelia y otros países si no hubiesen ido al
funeral de Fidel Castro a agradecer en su persona los sacrificios del
pueblo cubano.
El otro gran momento en derechos humanos entre Cuba y EEUU bajo Obama
fue la colaboración en el África Occidental contra la epidemia de ébola.
Obama hizo lo que era ético, no solo lo que era instrumental al interés
nacional de los EEUU. Frente a partidarios del embargo que abogaban por
una posición criminal contra una cooperación que salvó miles de vidas,
la embajadora Samantha Power habló con orgullo de avanzar intereses y
valores comunes. No se trata de un tema de derecha o izquierda, sino de
lo que es correcto.
Cuba y EEUU pueden cooperar sin que sea necesario comulgar con las malas
prácticas en derechos humanos de los respectivos gobiernos. El derecho
internacional incita a criticar las violaciones de derechos humanos,
pero desde las normas y el multilateralismo, no con sanciones
unilaterales. El sistema internacional de derechos humanos solo tiene
sentido en marcos de respeto por la ley internacional. Se rinde
pleitesía a la manipulación partidista de los derechos humanos cuando se
ignora la forma en que el derecho internacional establece su promoción.
Estados Unidos tiene que aceptar la ley internacional como el marco
apropiado para su relación con Cuba. De la misma forma que Cuba debe
aceptar los convenios internacionales de derechos humanos como el marco
legal para la relación entre el gobierno y sus ciudadanos.
Todo menos derechos humanos: el embargo/bloqueo contra Cuba
El bloqueo/embargo nunca ha sido una política de derechos humanos sino
su negación. Su codificación en ley fue la obra magna de Jesse Helms,
defensor del racismo sureño contra afroamericanos y latinos, enemigo de
los derechos civiles en su propio estado. Cuando Trump proclama el
retorno a esa “ley” injusta restringe los derechos de los
estadounidenses. Eliminar esa política no es solo cuestión de
empresarios, militares y cabilderos, sino de los clérigos en las
iglesias, los medioambientalistas, los médicos y profesores, de la
mayoría moral del pueblo norteamericano en general.
Los legisladores pro-embargo del sur de la Florida abogan ante Trump por
restricciones para la mayoría de los estadounidenses en los viajes a
Cuba que ya no encuentran moral para persuadir a sus propios electores
cubano-americanos. Ese privilegio indebido otorgado a un grupo de
estadounidenses sobre otros es inmoral.
Los partidarios del embargo denuncian que no todos los norteamericanos
que viajan a Cuba se dedican a denunciar el deteriorado sistema de salud
y los arrestos a disidentes. En busca de balance, Sabatini critica a los
turistas norteamericanos en Cuba por pasearse en los carros de los años
50, indolentes a los problemas del pueblo cubano. ¿Cuál es la
inmoralidad? Ninguna. Es óptimo que cada viajero a Cuba o a cualquier
parte del mundo exhiba sensibilidad por la cultura, historia y política
del país anfitrión, pero tal comportamiento se cultiva con la
persuasión, no con restricciones. La política correcta para EEUU no se
alcanza tirando una diagonal de paralelogramo entre las líneas de los
defensores del embargo y sus oponentes. Hay posturas que son
irreconciliables. Si el embargo es una violación de los derechos humanos
de cubanos y norteamericanos como tal debe ser denunciada.
Sabatini explica cómo los cubanos vamos a ser más libres del comunismo
al recibir más viajeros de EEUU. Coincido con su visión, pero admito que
quizás no suceda así. Lo que sí queda fuera de duda es que el día que se
acabe el embargo, los norteamericanos vamos a ser más libres y
coherentes para practicar las libertades que predicamos. Ese ejemplo es
la mejor contribución que la democracia norteamericana puede hacer a la
democratización de Cuba.
La primera máxima de una política ética —y toda promoción de derechos
humanos tiene que necesariamente serlo— es no hacer daño. El uso de
sanciones se considera una herramienta legítima para condenar
violaciones de derechos humanos, pero solo bajo especificas
regulaciones. Las sanciones contra Cuba incumplen todos esos parámetros
del derecho internacional. Son unilaterales, condenadas por todos los
organismos multilaterales globales y hemisféricos, y violatorias de la
soberanía de Cuba y terceros países. Incluyen medicinas y alimentos,
agravan la situación de la población en general y no tienen ninguna
cláusula de terminación que fuerce una revaloración periódica de su
vigencia e impacto como estableció el consejo de seguridad de la ONU
para Iraq tras la invasión de Kuwait y el descubrimiento de violaciones
masivas del régimen internacional contra la proliferación de armas de
destrucción masiva.
La discusión sobre sanciones dirigidas a violadores específicos de
derechos humanos, códigos de responsabilidad social corporativa, o
ayudas con condicionalidad democrática carece de relevancia si el punto
de partida son castigos generales al pueblo cubano y la capacidad del
gobierno de implementar la realización progresiva de varios derechos
como el de salud, alimentación, educación y otros. Todo lo que se pueda
hacer en cooperación con el Gobierno cubano, particularmente con su
sector modernizador, debe procurarse. Obama puso fin a la incoherencia
de enviar a Alan Gross a proveer secreto acceso a Internet mientras en
EEUU. se prohibía al Gobierno cubano comprar equipamiento para ese mismo
propósito. Por primera vez desde 1959, la posición oficial
estadounidense pareció ser no contra el Gobierno o el pueblo cubano,
sino por la observancia de estándares internacionales.
Coincido con Sabatini en que el Gobierno cubano ha generado
resentimientos en la comunidad cubana en el exterior y en el pueblo
cubano por injusticias que ha cometido y comete. Esos traumas no
ocurrieron en un vacío. No hay que justificar ninguna de esas
violaciones para entender que la revolución cubana operó en un contexto
hostil a su soberanía. Existen legítimas reclamaciones contra Cuba, como
Cuba tiene legítimas reclamaciones contra EEUU. Cuba dio refugio a
fugitivos de la justicia estadounidense después de que EEUU irrespetó el
tratado de extradición de 1904 entre los dos países dando refugio a los
criminales de la dictadura de Fulgencio Batista, a la que apoyó hasta
apenas unos meses de su derrocamiento.
Nada positivo puede venir de una versión de buenos y malos en el
conflicto entre Estados Unidos como gran potencia y Cuba, el
archipiélago vecino en el Caribe, donde es urgente tener un ambiente de
cooperación, y que no es el patio trasero de nadie. La política exterior
no es el espacio ideal para terapia de catarsis. Como gran potencia, es
realista que Estados Unidos procure que Cuba acomode sus comportamientos
a un orden internacional bajo su hegemonía. Pero tal objetivo no se
alcanzará escogiendo cubanos favoritos ni castigando instituciones como
las fuerzas armadas cubanas.
De cara a la transición generacional en el liderazgo cubano en 2018,
Estados Unidos debe procurar una relación amistosa con todos los
sectores de Cuba, incluidas las Fuerzas Armadas y las fuerzas de
seguridad. Promover la democracia y los derechos humanos es ayudar
procesos y requerir garantías, no escoger preferidos en la política
interna de un Estado soberano.
Los activistas pro-embargo no son activistas de derechos humanos
En la medida en que el respeto estadounidense por la soberanía cubana lo
permita, con la normalidad exterior debe venir la normalidad interior. A
un país bajo asedio externo no se le puede pedir una democracia de paz.
De la misma forma, un país en condiciones normales no tiene pretextos de
emergencia para no respetar los derechos humanos de sus ciudadanos tal y
como están concebidos en los tratados internacionales. Si ese fuese el
caso, allí empezarían los intereses del Partido Comunista y terminarían
los de Cuba.
Como en política, es importante la secuencia, se prioriza lo que
entiende más urgente. El fin del embargo, fortalezca o no al Gobierno
cubano, de seguro destrabaría importantes dinámicas en Cuba de
liberalización y reforma que hoy, mientras exista esa política
norteamericana contra el nacionalismo cubano, están atadas. Los
inmorales no son los viajeros nostálgicos de los 50 ni aquellos que
prefieren priorizar la derrota del embargo. Esos ni ejecutan ni
promueven violación de derecho humano alguno.
Si a alguien le falta claridad es a los que llaman a defensores del
embargo “activistas pro-derechos humanos”. No se pueden llamar tales
quienes invocan la democracia solo los domingos para criticar al
Gobierno cubano por impedir desfilar a las damas de blanco mientras
pisotean tantos derechos humanos de cubanos, norteamericanos y
ciudadanos de terceros países todos los días de la semana.
Este trabajo apareció publicado en OnCuba.

Source: Los derechos humanos como hoja de parra – Artículos – Opinión –
Cuba Encuentro –
www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra-329994

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/07/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra/feed/ 0
Detenido un taxista en La Habana por presunta discriminación racial a una pasajera http://cubaracismo.impela.net/2017/07/detenido-un-taxista-en-la-habana-por-presunta-discriminacion-racial-a-una-pasajera/ http://cubaracismo.impela.net/2017/07/detenido-un-taxista-en-la-habana-por-presunta-discriminacion-racial-a-una-pasajera/#respond Wed, 12 Jul 2017 14:41:17 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=175737

Detenido un taxista en La Habana por presunta discriminación racial a
una pasajera
AGENCIAS | La Habana | 10 de Julio de 2017 – 22:09 CEST.

El conductor de un taxi privado está detenido en La Habana por un
presunto acto de discriminación racial denunciado por una pasajera de
raza negra, caso que es investigado por la Fiscalía General de la Isla,
según informó el semanario oficial Trabajadores citado por EFE.

La estudiante de Derecho de La Universidad de La Habana, Yanay Aguirre
Calderín, denunció la “forma descompuesta” y “muy violenta” del chófer
del “almendrón” en una carta publicada hace una semana en la sección
“Buzón Abierto” de ese medio.

Según el relato de Aguirre, ella tomó el vehículo en el barrio habanero
de Marianao y a mitad del recorrido decidió bajarse unas paradas antes
de lo previsto inicialmente, un cambio de planes que enfadó al taxista.

Aguirre afirma en su carta que el conductor comenzó a vociferar y dijo
que “cada vez que se montaba un negro en su carro era lo mismo y que por
eso no los soportaba”, según su relato.

El transportista le ordenó abandonar el auto sin llegar al destino
solicitado y le dijo que “en su carro no quería negros”, aunque ella
pudo fotografiar el automóvil con su celular y anotar el número de la
matrícula.

El oficial Trabajadores recoge declaraciones del jefe de la dirección de
Atención a la Ciudadanía de la Fiscalía General de la República (FGR),
Rafael Soler López, quien dijo que “no se puede anticipar cuál será el
final del proceso” contra el chofer cuya identidad no ha sido revelada.

No obstante, el fiscal aseguró que se está investigando este caso para
poder probar el “ilícito penal” ante los tribunales, mientras que el
acusado permanece detenido.

La publicación que da seguimiento al suceso indicó que las autoridades
policiales de La Habana procedieron de inmediato a localizar al
propietario del vehículo y detalla que el conductor, quien admitió su
participación en los hechos, fue identificado por la denunciante en una
estación policial.

Sobre la repercusión de la denuncia de Aguirre, la Fiscalía indica que
ha recibido decenas de comentarios en su web y redes sociales, así como
llamadas telefónicas, que repudian una “actitud y comportamiento
imperdonables”.

El Gobierno esquiva el debate sobre el racismo en Cuba y mantiene que la
Revolución acabó con ese problema, aunque los negros sean mayoría en las
cárceles y en los barrios más pobres.

Las organizaciones de la sociedad civil que denuncian el racismo en
foros nacionales e internacionales y mantienen una crítica frontal a la
postura del Gobierno son sistemáticamente reprimidas.

Source: Detenido un taxista en La Habana por presunta discriminación
racial a una pasajera | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1499717364_32473.html

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/07/detenido-un-taxista-en-la-habana-por-presunta-discriminacion-racial-a-una-pasajera/feed/ 0
Under Trump’s revised policy, black Cubans will get left behind, again http://cubaracismo.impela.net/2017/06/under-trumps-revised-policy-black-cubans-will-get-left-behind-again/ http://cubaracismo.impela.net/2017/06/under-trumps-revised-policy-black-cubans-will-get-left-behind-again/#respond Fri, 30 Jun 2017 15:28:31 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174698

Under Trump’s revised policy, black Cubans will get left behind, again
BY ALEJANDRO DE LA FUENTE
delafuente@fas.harvard.edu

As President Trump announced the administration’s new policies on Cuba,
I worried that Afro-Cubans would be the main losers. They have been
losing for some time. The timid economic reforms implemented by the
Cuban government in the past two decades have resulted in a growing gap
between those with access to capital and those without it.

This gap is not color blind. Because access to capital depends on
monetary flows from the overwhelmingly white Cuban-American community,
black Cubans lack the resources to participate on equal grounds in the
expanding private sector. As one of my collaborators on the island puts
it, in Cuba, “Dollars are white.” In a country where, according to the
census, they represent more than one third of the population, very few
of the new private restaurants, rental houses, and shops are owned by
blacks.

Still, the participation of black Cubans in tourist-related,
dollar-earning services probably has increased since March 2016, when
President Obama relaxed the regulations concerning American visitors to
Cuba. The new rules allowed individuals to travel on their own for
“people to people” educational contacts.

Precisely because Americans cannot travel legally as tourists, they stay
away from the tour packages typically preferred by European and Canadian
consumers, most of whom stay in state-owned, all-inclusive hotels.
American visitors stay in rental rooms around the city, including less
affluent areas, where Afro-Cubans are better represented. Their visits
have had a democratizing effect on the service sector, creating
opportunities for individuals, families, and neighborhoods that were
previously excluded from the tourist economy.

According to a statement issued on June 16 by the U.S. Department of the
Treasury, Office of Foreign Assets Control (OFAC), “The president
instructed Treasury to issue regulations that will end individual
people-to-people travel.” The main targets of the new policies are
supposed to be the military, whose control over the Cuban economy is
well known. However, by limiting opportunities for individual travel
outside of state-controlled tourist facilities, the new measures are
likely to have a disproportionately negative effect on poorer Cubans,
including Afro-Cubans.

Neither these policies nor the much-needed economic reforms implemented
by the Cuban government are racist by design. Their implementation has
race-specific consequences because blackness continues to be laden with
all sorts of disadvantages in Cuban society, so seemingly neutral,
color-blind policies produce racially differentiated effects. The
policies are not racially defined. Their social effects are.

Afro-Cubans know that the only way to counteract these forces is through
social mobilization and conscious policymaking. Cuba is not a friendly
place for autonomous, non-state-controlled social mobilization, but a
growing Afrodescendant movement has emerged nonetheless. Born in the
midst of the economic crisis that followed the collapse of the Soviet
Union in 1991, this movement is considerably larger and more complex
today than even a few years ago. It began as a cultural movement, led by
Hip-hop musicians, visual artists, writers, and filmmakers critical of
racial discrimination. It now includes community activists working in
some of the poorest neighborhoods in the country; organizations that
specialize in legal services; gender-based forms of activism; bloggers
and websites on Afro-Cuban themes; and organizations that frame their
demands in the language of citizenship and human rights.

These organizations have successfully promoted a debate on the
persistence of racism in Cuban society, but their ability to shape
policymaking remains limited, to say the least. Cuban authorities are
suspicious of any social movement outside their control and generally
are averse to engage in any serious debate with them.

That is, there is not much that the activists can do to counteract the
effects of the new policies of the Trump administration, or of the
economic reforms taking place in Cuba, for that matter. They lack
platforms to effect change or to respond to changes in policy such as
those just announced by the administration. The main target of the new
policies may be the military, but what is certain is that in this
process Afro-Cubans stand to lose, again.

ALEJANDRO DE LA FUENTE IS DIRECTOR OF THE AFRO-LATIN AMERICAN RESEARCH
INSTITUTE AT HARVARD UNIVERSITY.

Source: Under Trump’s revised Cuba policy, Afro-Cubans will get left
behind, again | Miami Herald –
www.miamiherald.com/opinion/op-ed/article158976199.html

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/06/under-trumps-revised-policy-black-cubans-will-get-left-behind-again/feed/ 0
Los negros siguen siendo mayoría en ‘los sectores económicos menos beneficiosos’ http://cubaracismo.impela.net/2017/06/los-negros-siguen-siendo-mayoria-en-los-sectores-economicos-menos-beneficiosos/ http://cubaracismo.impela.net/2017/06/los-negros-siguen-siendo-mayoria-en-los-sectores-economicos-menos-beneficiosos/#respond Mon, 26 Jun 2017 17:00:03 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174358

Los negros siguen siendo mayoría en ‘los sectores económicos menos
beneficiosos’
AGENCIAS | La Habana | 25 de Junio de 2017 – 20:51 CEST.

“En todas las épocas, las personas negras han estado vinculadas a los
sectores menos beneficiosos desde el punto de vista económico” en la
Isla, dijo el escritor Tato Quiñones durante un panel dedicado a
analizar la historia de los debates raciales al interior del movimiento
obrero cubano, reporta la agencia IPS.

Convocado por el grupo Anamuto, que integran la Cátedra de Pensamiento
Haydée Santamaría, el Consejo Supremo Abakuá de Cuba y el Grupo
Chequendeke (oficialistas), el debate se realizó el viernes en la
Sociedad de Torcedores de La Habana, ubicada en el barrio de Cayo Hueso.

“Dirigir la mirada al pasado y analizar las relaciones entre el
movimiento obrero y la llamada cuestión racial en Cuba puede ser útil
para ubicar en perspectiva los retos presentes en este tema”, consideró
Quiñones.

Para el investigador “la obra, la herencia y las enseñanzas de quienes
anteriormente lucharon por sus derechos pueden servir de referencia en
un contexto diferente, pero en el cual también se reproducen patrones
discriminatorios”.

Al respecto, señaló que “aún hoy, con casi seis décadas de Revolución,
es muy difícil encontrar a negros y negras en paladares de alto nivel,
ocupando puestos importantes en los hoteles o en los bares más populares
o exclusivos de la ciudad”.

“En los espacios donde circula más dinero la mayoría de las personas son
blancas”, añadió.

Al respecto, el historiador Mario Castillo apuntó que si bien “en los
últimos años se han desarrollado eventos, debates y otras iniciativas
dedicadas a la temática racial, el tema de la discriminación por color
de la piel en el espacio laboral ha sido poco visibilizado”.

Por otra parte, Raúl Ramos, filósofo y especialista del Archivo Nacional
de Cuba, instó a estudiar con mayor profundidad el legado de líderes
obreros e intelectuales negros, “cuya trayectoria dejó aprendizajes
interesantes para el presente”.

Entre ellos mencionó a José Antonio Aponte, Aracelio Iglesias, Jesús
Menéndez, Juan René Betancourt y Martín Morúa Delgado.

Además, destacó la figura de Evaristo Estenoz (1872-1912), líder y
fundador del Partido Independiente de Color (1908-1912), a quien
calificó de “héroe vilipendiado en su tiempo por una sociedad racista y
prácticamente olvidado en la actualidad”.

En el conversatorio, Tato Quiñones también criticó la “escasa y
maltratada” representación de las personas negras en la prensa cubana.

“Tomé dos periódicos Granma y Juventud Rebelde al azar y encontré que
entre más de 30 fotografías, solo aparecen cuatro personas negras, en
todos los casos deportistas, lo que además contribuye a reafirmar
estereotipos”, dijo el ensayista mientras sostenía en la mano un
ejemplar de cada diario, ambos con fecha del miércoles 21 de junio de 2017.

La comunicadora Haled Martínez comentó su preocupación con que los
esfuerzos que se hacen por “sacar a la luz” la problemáticas raciales
“no lleguen a nada”.

A su juicio, “no es tanto una cuestión de silencio o ausencia de voces,
sino de sordera, porque hay bibliografía, investigaciones y testimonios,
pero todo eso sigue sin llegar a quienes deciden, o peor aún, llega y no
tiene ninguna repercusión”.

El Gobierno esquiva el debate sobre el racismo en Cuba y mantiene que la
Revolución acabó con ese problema, aunque los negros sean mayoría en las
cárceles y en los barrios más pobres.

Las organizaciones de la sociedad civil que denuncian el racismo en
foros nacionales e internacionales y mantienen una crítica frontal a la
postura del Gobierno son sistemáticamente reprimidas.

Source: Los negros siguen siendo mayoría en ‘los sectores económicos
menos beneficiosos’ | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1498416679_32120.html

No tags for this post. ]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/06/los-negros-siguen-siendo-mayoria-en-los-sectores-economicos-menos-beneficiosos/feed/ 0
Denuncian “sordera” del gobierno a la exclusión racial en Cuba http://cubaracismo.impela.net/2017/06/denuncian-sordera-del-gobierno-a-la-exclusion-racial-en-cuba/ http://cubaracismo.impela.net/2017/06/denuncian-sordera-del-gobierno-a-la-exclusion-racial-en-cuba/#respond Sat, 24 Jun 2017 16:39:25 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174318

Denuncian “sordera” del gobierno a la exclusión racial en Cuba

Donde circula más dinero la mayoría de las personas son blancas, se
expuso en un conversatorio celebrado en el barrio habanero de Cayo Hueso
y reseñado por la agencia IPS. Hay bibliografía, investigaciones y
testimonios sobre el racismo, sin ninguna repercusión.
Un panel dedicado a analizar la historia de los debates raciales en el
movimiento obrero cubano desembocó en una denuncia de la exclusión de
los cubanos afrodescendientes en el escenario económico, político y
mediático cubano de hoy.

Un despacho de Inter Press Service (IPS) precisa que en el conversatorio
celebrado el viernes en la Sociedad de Torcedores de la Habana, ubicada
en el popular barrio habanero de Cayo Hueso, el escritor y moderador
Tato Quiñones expuso como “en todas las épocas las personas negras han
estado vinculadas a los sectores menos beneficiosos desde el punto de
vista económico”.

Quiñones se refirió a la persistencia actual de esos patrones
discriminatorios: “Aún hoy, con casi seis décadas de Revolución, es muy
difícil encontrar a negros y negras en ‘paladares’ de alto nivel,
ocupando puestos importantes en los hoteles o en los bares más populares
o exclusivos de la ciudad”.

“En los espacios donde circula más dinero la mayoría de las personas son
blancas”, acotó.

El historiador Mario Castillo apuntó por su parte que si bien “en los
últimos años se han desarrollado eventos, debates y otras iniciativas
dedicadas a la temática racial, el tema de la discriminación por color
de la piel en el espacio laboral ha sido poco visibilizado”.

Tato Quiñones también criticó la “escasa y maltratada” representación de
las personas en la prensa cubana.

“Tomé dos periódicos Granma y Juventud Rebelde al azar y encontré que
entre más de 30 fotografías, solo aparecen cuatro personas negras, en
todos los casos deportistas, lo que además contribuye a reafirmar
estereotipos”, dijo el ensayista mientras sostenía en la mano un
ejemplar de cada diario, ambos con fecha del miércoles 21 de junio de 2017.

La comunicadora Haled Martínez, citada por IPS, comentó su preocupación
por que los esfuerzos que se hacen por “sacar a la luz” la problemáticas
raciales, “no lleguen a nada”.

A su juicio, “no es tanto una cuestión de silencio o ausencia de voces,
sino de sordera, porque hay bibliografía, investigaciones y testimonios,
pero todo eso sigue sin llegar a quienes deciden, o peor aún, llega y no
tiene ninguna repercusión”.

El conversatorio fue convocado por el grupo Anamuto, que integran la
Cátedra de Pensamiento Haydée Santamaría, el Consejo Supremo Abakuá de
Cuba y el Grupo Chequendeke.

(Con información de IPS)

Source: Denuncian “sordera” del gobierno a la exclusión racial en Cuba –
www.martinoticias.com/a/denuncian-sordera-del-gobierno-a-la-exclusion-racial-en-cuba/147561.html

No tags for this post. ]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/06/denuncian-sordera-del-gobierno-a-la-exclusion-racial-en-cuba/feed/ 0
Lo siento, el dueño busca una persona blanca y joven http://cubaracismo.impela.net/2017/06/lo-siento-el-dueno-busca-una-persona-blanca-y-joven/ http://cubaracismo.impela.net/2017/06/lo-siento-el-dueno-busca-una-persona-blanca-y-joven/#respond Sat, 24 Jun 2017 15:48:46 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174296

“Lo siento, el dueño busca una persona blanca y joven”
En la Cuba actual, ser negro y pasar los 50 años de edad es casi un veto
para trabajar en los negocios particulares
Viernes, junio 23, 2017 | Jorge Olivera Castillo

En la Cuba actual, ser negro y sobrepasar los 50 años de edad se
convierte en un veto a la hora de optar por una plaza en los negocios
particulares (Reuters)

HARVARD, Estados Unidos.- A la par de los cambios económicos que el
cacicazgo insular supervisa con lupa para evitar que se desnaturalicen
las esencias socialistas del modelo, cobran fuerza fenómenos que
enrarecen las perspectivas de un futuro donde puedan confluir la
democracia, con todos sus atributos, y la economía de mercado.

Me refiero al racismo que reverdece como flores en primavera, en los
predios de esa apertura a medias que reconoce el trabajo por cuenta
propia como un desempeño legal.

Ser negro y sobrepasar los 50 años de edad se convierte en un permanente
veto a la hora de optar por una plaza en muchos de los negocios
particulares que han florecido desde que el Partido determinó otorgar
esas concesiones por razones de supervivencia.

Para recibir el beneplácito de estos empleadores, basta tener la piel
bien clara, preferiblemente el pelo lacio y la nariz aguileña. Buscan el
prototipo de hombre o mujer caucásico y por supuesto que no tenga trazos
de vejez en el rostro, dígase canas o arrugas.

Esto no significa que todos los cubanos con ancestros africanos estén
descalificados para una posible aceptación. Mientras su piel no sea
intensamente achocolatada pueden tener alguna esperanza.

En este juego de azares, las féminas poseen una holgada ventaja. Una
mulata de tez clara puede que sea contratada, en cambio una negra
prieta, con buena suerte, recibe una sonrisa y la sentencia de, “lo
siento no hay plazas”.

Hace unos días un vecino que frisa los 58 años, tuvo la amarga
experiencia de recibir la triste noticia de no poder aspirar a ganarse
el pan como cuidador de peces ornamentales para la venta, por ser negro
y viejo.

Su madre, una anciana de 87 años, se enteró de la plaza vacante con un
joven del barrio. Ella se contentó con la noticia, para acto seguido
quedar desconcertada con la advertencia de: “lo siento, el dueño está
buscando una persona que sea blanca y joven”.

Lamentablemente tales episodios se pierden en un mar de indiferencia.

Por otro lado, el poco interés de las instituciones estatales por
enmendar estas anomalías deja abierto el camino a mayores fracturas
sociales y culturales, lo que sin dudas llena de incertidumbre la
estructuración de los necesarios consensos para el establecimiento de un
Estado de Derecho, cuando las circunstancias lo permitan.

Algunos insisten en que el problema no es tan grave, otros lo señalan
como un tremendismo sin fundamentos creíbles. Lo cierto es que tras esas
cortinas de humo, crecen los resentimientos de un sector poblacional,
cuyos parámetros de sobrevivencia alcanzan comparativamente niveles de
escándalo.

La miseria y la falta de oportunidades en la obtención de un trabajo
mejor remunerado ha sido un estigma que ha afectado a blancos y negros a
lo largo del proceso político comandado por los hoy envejecidos líderes
del partido único.

Pero, justo es reconocer los perjuicios, solapados o abiertos, contra
los “morenos”. Decir que en Cuba existe un remedo del apartheid es una
exageración.

Es imposible que el asunto llegue a esos extremos, pero ojo, si no se
busca la manera de atajar esas posturas racistas, la república que
queremos edificar sobre las ruinas del socialismo, será un desastre.

Source: “Lo siento, el dueño busca una persona blanca y joven”
CubanetCubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/lo-siento-el-dueno-busca-una-persona-blanca-y-joven/

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/06/lo-siento-el-dueno-busca-una-persona-blanca-y-joven/feed/ 0
Do we Cubans still need permission to enter state establishments? http://cubaracismo.impela.net/2017/05/do-we-cubans-still-need-permission-to-enter-state-establishments/ http://cubaracismo.impela.net/2017/05/do-we-cubans-still-need-permission-to-enter-state-establishments/#respond Wed, 31 May 2017 16:58:13 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173207

Do we Cubans still need permission to enter state establishments?
JORGE ENRIQUE RODRÍGUEZ | La Habana | 31 de Mayo de 2017 – 07:34 CEST.

I recently went to buy cigarrettes at the Ruinas del Parque
bar-restaurant, located on the corner of Obispo and Aguacate, in Old
Havana. I said “good afternoon” to the doorman, and headed towards the
bar, but I was intercepted. Without the least demonstration of courtesy,
the doorman asked me where I was going.

Flustered by both his question and rude tone, I asked him whether I
needed permission to frequent an establishment open to all.

“The Cubans grew ignorant, and now they want to trample everything,” was
his reply. Sporting a guayabera and with a martial bearing, he failed to
explain what my ignorance consisted of, or what exactly I was trampling.

Ruinas del Parque, a bar-restaurant with open-air tables, is part of a
whole series of state-owned businesses located within Havana’s historic
center. Decades back they served foreign tourists almost exclusively,
the high prices of their products and services making them inaccessible
to everyone else.

As I shared my anecdote with workers at several private bars and
restaurants, also located within the historic quarter, I recalled an
often-overlooked reflection: the rise of Socialist Cuba entailed a
tradition of vague and ambiguous laws and regulations.

When they are not applied due to ineffectiveness or political
disagreement – in the best cases – they are subject to individual
interpretation, and serve the interests of the higher-ups of the
Communist Party (PCC), who run corporations and ministries as if they
were principalities.

“Let’s not forget that, even though the ban restricting access to hotels
and tourist services was repealed years ago, we are still not seen in
these places as customers, but rather as a nuisance, or as potential
hustlers,” said chef Rogelito Linares.

According to Dalia Ferrer, an expert soda maker, the reasons for the
doorman’s attitude range from incompetence to prejudice and racism.

“In any case, the question was offensive, as well as counterproductive
in this type of profession. The elegant way is simple: establish a
cordial dialogue by returning the greeting, and informing the potential
customer about the products that can be enjoyed at the business,” she said.

Gauging how deeply our social fabric has been damaged by the wedge
driven by the Government between Cubans and foreigners (even going so
far as to incarcerate Cubans who tried to breach it) is no simple
exercise. The doorman’s question and tone serve as a reminder: the
abolition of a law that discriminated against us is all for naught if we
do not stand up for ourselves and speak out.

“What is sad is that we have become accustomed to this relationship as
if it were something natural, an idiosyncrasy of ours,” explained
bartender Abelito Santana as he prepares a sangría for two Cuban customers.

“We know in advance that in certain places we are going to be
mistreated, or discriminated against, and we somehow participate in this
vicious circle, like docile children of abuse…that doorman is also a
victim.”

Government perceptions of tourism, which can be found at the
pro-Government site Ecured, evidence this obfuscation by restricting and
manipulating the population’s destinations: “Occasionally it has been
pointed out that tourism could have positive benefits by allowing
different cultures to interrelate. However, the socio-cultural impacts
detected tend to be negative for the host society, which is why Cuba
pays special attention to the development of this sector and its
influence in Cuban society.”

Along with the rise of tourism as a leading source of foreign currency
in the country, it was also destined to consolidate (as many Cuban
sociologists and essayists indicated) class discrimination, exacerbated
by the emergence of a private sector in which the military and oligarchy
owns or controls the most prosperous and lucrative businesses.

Trying to restrict my access to Ruinas del Parque was, perhaps, a
personal (though not isolated) decision by the doorman. But, without any
doubt, it reflects, along with racism, a set of attitudes, prohibited by
the Constitution, whose existence and profusion are still denied by the
Government.

Source: Do we Cubans still need permission to enter state
establishments? | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1496208847_31528.html

]]>
http://cubaracismo.impela.net/2017/05/do-we-cubans-still-need-permission-to-enter-state-establishments/feed/ 0