Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

40 afirmaciones y dos estampas de Raúl Castro en el VII Congreso

40 afirmaciones y dos estampas de Raúl Castro en el VII Congreso
Posted on 17 abril, 2016
Por Redacción CaféFuerte

El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) está en marcha desde
este sábado y se extenderá hasta el martes, con la presentación de un
nuevo Comité Central y, tal vez, nuevas caras al mando de la dirección
partidista, hoy cargada de octogenarios.

De todo lo sucedido en la jornada inaugural, el kilométrico Informe
Central leído por el gobernante Raúl Castro aporta algunas claves de los
rumbos que tomará el país en los próximos años, pero también devela la
urgencia de una generación que se resiste a dar a torcer el brazo del
totalitarismo ideológico y el control sobre sus ciudadanos.

En el discurso de dos horas y 24 minutos, Raúl Castro hizo dos
interrupciones fuera de la lectura del informe. La primera sobre su
postura en torno al partido único y los derechos humanos durante las
conversaciones con Estados Unidos, ha sido reproducida en varios medios
e incluida en la versión taquigráfica que publica el diario oficial
Granma. Es una estampa ilustrativa de un modo reduccionista de pensar la
vida democrática desde el dogmatismo partidista, y de la imposibilidad
de cambiar a los 85 años, aunque fue recibida por sonrisas, incluso con
batientes carcajadas de Josefina Vidal, principal negociadora de los
acuerdos para el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos.

Un chiste raulista

Este es el momento del revelador chiste raulista, de sus propias palabras:

“Creo que me deben permitir una pequeña anécdota, muy real, que yo la
cuento y la disfruto bastante y quisiera compartir con ustedes. Como es
natural, con representantes de diferentes niveles de los Estados Unidos
he tenido que discutir y reunirme mucho, y con algunos que, sin ser
nor­teamericanos, representan a otros países y también a ellos. Cuando
hemos entrado a discutir derechos humanos, pues he­mos dicho que estamos
dispuestos a discutir sobre todas esas cuestiones… Me han pasado una
nota que dice: “Es­tamos en vivo”. Yo creo que lo que estamos es vivos
(RISAS Y APLAUSOS).

“Yo disfruto y quiero también que lo disfruten todos los que tienen la
amabilidad de vernos en vivo, incluido en el exterior. Hemos dicho que
estamos dispuestos a hablar de todos los derechos humanos.

“Revisando documentos el otro día sobre los Tratados y Convenciones, en
esta materia que nadie los cumple todos, resulta que nosotros somos
parte de 44, y los Estados Unidos de solo 18. [EL CANCILLER BRUNO
RODRIGUEZ LE DICE 18 DESDE LA PRESIDENCIA] Yo les he dicho que mientras
se pretenda seguir politizando los derechos humanos eso no va a caminar.

“Lo que más disfruto, hablando de los derechos políticos, es cuando me
dicen que en Cuba nada más hay un partido. Y yo les contesto: “Sí, igual
que ustedes, tienen un solo partido”, y los norteamericanos me
contestan: “No, nosotros tenemos dos.” Y como si yo no lo supiera, me
dicen sus nombres: “Demócrata y Repu­blicano.” “Correcto, eso es
correcto, eso es igual que si en Cuba tuviéramos dos par­tidos, Fidel
dirige uno y yo el otro” (MAS RISAS Y MAS APLAUSOS).

“Seguro que Fidel va a decir: “Yo quiero dirigir el comunista”, yo diré:
“Bueno, yo dirigiré el otro, no importa el nombre”. (OTRA OLEADA DE RISAS)”.

José Ramón Fernández, el delegado de mayor edad.
La otra interrupción sobrevino cuando Raúl Castro iba por la página 44
del informe y sugirió a “los viejos de la presidencia” [sic] si querían
salir a hacer algunas necesidades propias de su edad, de las que se
autoexcluyó. Ni siquiera el más veterano de los delegados, José Ramón
Fernández, que con 92 años sigue aferrado a dirigir el Comité Olímpico
Cubano, se vio salir para el alivio posible de la vejiga.

También le dijo al plenario que podían salir ellos, pero advirtiéndoles
que “no me dejen la sala vacía”. Nadie salió, en demostración que la
capacidad de aguante revolucionario es superior todavía a las razones
corporales de satisfacción. Lo cual es toda una metáfora del país y de
sus ciudadanos, más allá de la fisiología de los dirigentes.

CaféFuerte ha hecho a la vez un resumen de 40 afirmaciones
significativas dentro del Informe Central presentado por Raúl Castro,
las cuales son, a nuestro juicio, claves para entender la encrucijada
actual de Cuba. Son las siguientes:

40 aseveraciones de Raúl Castro

1- En el VII Congreso participan mil delegados, que representan a más de
670 000 militantes, integrados en unos 54,500 núcleos. Ha disminuido la
militancia del Partido, lo que está influenciado por una negativa
dinámica demográfica que afronta el país, el efecto de una política
restrictiva de crecimiento desde el 2004 y las insuficiencias propias en
el trabajo de captación, retención y motivación del potencial de militantes.

2- El obstáculo fundamental que hemos enfrentado, tal y como previmos,
es el lastre de una mentalidad obsoleta, que conforma una actitud de
inercia o de ausencia de confianza en el futuro. No han faltado
sentimientos de nostalgia hacia otros mo­mentos menos complejos del
proceso revolucionario, cuando existían la Unión Soviética y el campo
socialista. En el otro extremo han estado presentes aspiraciones
enmascaradas de restauración del capitalismo como solución a nuestros
problemas.

3- En el caso de Cuba jamás puede permitirse la aplicación de las
llamadas “terapias de choque”, frecuentemente empleadas en detrimento de
las clases más humildes de la sociedad. Esta premisa, que se corresponde
con el principio de que nadie quedará desamparado, condiciona en gran
medida la velocidad de la actualización del modelo económico cubano. Las
fórmulas neoliberales que propugnan la privatización acelerada del
patrimonio estatal y de los servicios so­ciales, como la salud, la
educación y la seguridad social, nunca serán aplicadas en el socialismo
cubano.

4- La muestra más elocuente de la complejidad del proceso de
implementación radica en la dualidad monetaria y cambiaria, asunto en el
que no se ha dejado de trabajar a lo largo de estos años, y cuya
solución no quedará para las calendas griegas, ya que aunque no
representa la solución mágica a las distorsiones es­tructurales de la
economía, significará un impulso fundamental para avanzar en el resto de
las tareas de la actualización de nuestro modelo económico.

5- La empresa estatal socialista, definida como la forma principal de
gestión en la economía nacional, se encuentra en una posición
desventajosa en comparación con el creciente sector no estatal que se
beneficia por trabajar en un circuito monetario basado en la tasa de
cambio de 1×25, mientras que para ella rige la paridad del CUC con el
peso cubano. Esta importante distorsión deberá ser solucionada a la
mayor brevedad posible, en el marco de la unificación monetaria y cambiaria.

6- No se ha podido generalizar el incremento de los ingresos de los
trabajadores, ni asegurar la oferta estable de determinadas mercancías
en el mercado liberado.

7- Se requiere dejar atrás prejuicios arcaicos respecto a la inversión
extranjera y avanzar resueltamente en la preparación, diseño y
concreción de nuevos negocios.

8- Ha faltado sentido de la urgencia cuando los efectos en la práctica
no han sido los deseados y hasta, en ocasiones, contrarios al espíritu
de las medidas adoptadas, convirtiéndose en problema político. Un
ejemplo gráfico de lo anterior lo representa el comportamiento de los
precios de los productos agropecuarios con la reaparición del fenómeno
de la especulación y el acaparamiento en beneficio de unos pocos y en
detrimento de la mayoría de la población.

9- El factor primordial en el crecimiento de los precios reside en un
nivel de producción que no satisface la demanda.

10- El reconocimiento del mercado en el funcionamiento de la economía
socialista no implica que el Partido, el Gobierno y las organizaciones
de masas dejen de cumplir su papel en la sociedad de en­frentar
cualquier situación que dañe a la población, ni mucho menos decir: “es
una cuestión del Gobierno, yo no me puedo meter”..

11- Los salarios y pensiones siguen siendo insuficientes para satisfacer
las necesidades básicas de la familia cubana..

12- No ha sido posible extender a la mayoría de las actividades
presupuestadas los incrementos salariales previstos en la política aprobada.

13- Nuestro Héroe Nacional, José Martí, razonó que “Gobernar es prever”.
¿Será posible que a algunos de nuestros funcionarios les sea tan difícil
aprenderse esas tres palabras de las enseñanzas martianas? Es decir,
“gobernar es prever”. Tenemos que aprender a prever pa­ra evitarnos
bastantes problemas. No tenemos la agilidad necesaria para enfrentar
inmediatamente al problema.

14- No han madurado y el ritmo de crecimiento de la producción
agropecuaria todavía no es suficiente, mientras que, como media, cada
año el país debió dedicar alrededor de 2 mil millones de dólares a la
importación de alimentos, la mitad de los cuales podemos producir en
Cuba y hasta exportar los excedentes.

15- La medicina cubana encierra enormes potencialidades todavía no
explotadas en toda su dimensión, como por ejemplo la prestación de
servicios médicos a pacientes extranjeros en Cuba, para lo cual se
acometen inversiones que en definitiva también reportarán beneficios a
la población cubana, que accede gratuitamente a la salud pública.

16- El programa de inversiones hoteleras en los principales destinos del
país marcha a buen ritmo y se retoma la construcción de emblemáticos
hoteles de lujo en la capital para enfrentar el déficit habitacional
existente. Cada hotel que se inaugura es una fábrica más que ge­nera
dentro de nuestras fronteras ingresos de exportación muy necesarios para
el país.

17- En Cuba socialista y soberana la propiedad de todo el pueblo sobre
los me­dios fundamentales de producción es y continuará siendo la forma
principal de la economía nacional y del sistema so­cioeconómico y por
tanto constituye la base del poder real de los trabajadores.

18- La empresa privada actuará en límites bien definidos y constituirá
un elemento complementario del entramado económico del país, todo lo
cual deberá ser regulado por la Ley.

18- No somos ingenuos ni ignoramos las aspiraciones de poderosas fuerzas
externas que apuestan a lo que llaman el “empoderamiento” de las formas
no estatales de gestión, con el fin de generar agentes de cambio en la
esperanza de acabar con la Revolución y el socialismo en Cuba por otras
vías.

20- Las cooperativas, el trabajo por cuenta propia y la mediana, pequeña
y microempresa privada no son por su esencia antisocialistas ni
contrarrevolucionarias y la enorme mayoría de quienes allí laboran son
revolucionarios y patriotas que defienden los principios y se benefician
de las conquistas de esta Revolución.

21- En Cuba tenemos un Partido único, y a mucha honra, que representa y
garantiza la unidad de la nación cubana.

22- Si lograran algún día fragmentarnos, sería el comienzo del fin, ¡no
olviden nunca esto!, si lograran algún día fragmentarnos sería el
comienzo del fin en nuestra patria, de la Revolución, el socialismo y la
independencia nacional, forjados con la resistencia y el sacrificio de
varias generaciones de cubanos des­de 1868.

23- No ignoramos que en determinados sectores de la población existen
manifestaciones de falta de compromiso y desinterés por los asuntos de
la vida política y que se mantienen opiniones negativas sobre la
ejemplaridad de algunos militantes y cuadros, así como su desvinculación
de nuestro pueblo.

24- Se ha verificado un crecimiento de las acciones enfiladas a fomentar
valores de la sociedad de consumo; la división, la apatía, el
desaliento, el desarraigo y la falta de confianza en la dirección de la
Revolución y el Partido, sembrando una matriz de opinión que trata de
mostrarnos como una sociedad sin futuro.

25- Se impone fortalecer una labor preventiva inteligente, firme y
sistemática y elevar las exigencias y el control por parte de los
órganos encargados del enfrentamiento a la subversión
político-ideológica, así como levantar la combatividad de los
militantes, la vigilancia en los centros de trabajo y la labor
ideológica con las nuevas generaciones, potenciando el insustituible
papel de la familia y la escuela. Repito: ¡Potenciando el insustituible
papel de la familia y la escuela!

26- El mejor antídoto contra las políticas de subversión consiste en
trabajar con integralidad y sin improvisación, hacer bien las cosas,
mejorar la calidad en los servicios a la población, no dejar acumular
problemas, reforzar el conocimiento de la historia de Cuba, la identidad
y cultura nacionales, enaltecer el orgullo de ser cubano y propagar en
el país un ambiente de legalidad, defensa del patrimonio público, de
respeto a la dignidad de las personas, los valores y la disciplina social.

27- Deberá proseguirse sin tregua el combate contra cualquier vestigio
de racismo que obstaculice o frene el ascenso a cargos de dirección de
los negros y mestizos, cuyo peso específico en el total de la población
cubana ha seguido elevándose de censo en censo.

28- Proponemos establecer 60 años como edad máxima para ingresar al
Comité Central y hasta 70 años para de­sempeñar cargos de dirección en
el Par­tido, lo cual, sumado a la limitación de hasta dos períodos
consecutivos para ocupar responsabilidades políticas, ga­rantizará,
desde la base, el rejuvenecimiento sistemático en todo el sistema de
cargos partidistas. Se tendrá que regular con precisión, porque habrá
quien tenga 75 u 80 años y pueda desempeñar una tarea importante, pero
no una actividad de dirigente importante, por razones obvias. Pensamos
que esa misma política debe ser aplicada en las instituciones estatales,
gubernamentales y las organizaciones de masas.

29- En mi caso no es un secreto que en el 2018 concluirá el segundo
mandato con­secutivo como Presidente de los Con­sejos de Estado y de
Ministros y cederé esas responsabilidades a quien sea elegido.

30- Las modificaciones en materia de plazos y edades límites para el
desempeño de cargos de dirección, deberán fijarse en la Constitución de
la República que nos proponemos reformar en los próximos años.

31- El proceso de reforma, que previamente deberá ser aprobado por la
Asamblea Nacional, en correspondencia con sus facultades constituyentes,
prevé una amplia participación popular, incluyendo la realización de un
referendo constitucional. Esta será una oportunidad para ajustar en
nuestra Carta Magna otras cuestiones que requieren de amparo constitucional.

32- Como parte de estos cambios constitucionales se propondrá ratificar
el carácter irrevocable del sistema político y social refrendado en la
actual Constitución, que incluye el papel dirigente del Partido
Comunista de Cuba en nuestra sociedad.

33- En no­viembre de desarrollará el Ejercicio Estratégico Bastión 2016
con el objetivo de actualizar y ejercitar a los dirigentes, jefes y
órganos de dirección y de mando en la conducción de las acciones
previstas en los planes defensivos del país. Esta actividad, como es
tradicional, concluirá con la celebración, un fin de semana, de dos días
nacionales de la Defensa con masiva participación popular.

34- El 2 de diciembre, arribaremos al Aniversario 60 del de­sembarco del
Granma, fecha que marca la fundación de las Fuerzas Ar­madas
Revolucionarias y que se conmemorará con una Revista Militar de­dicada
al compañero Fidel en su 90 cumpleaños.

35- Para avanzar hacia la normalización de relaciones con Estados Unidos
deberá eliminarse el bloqueo, que provoca privaciones a nuestra
población y constituye el principal obstáculo para el desarrollo
económico del país, y devolverse el territorio ilegalmente ocupado por
la Base Naval en Guantánamo en contra de la voluntad del gobierno y el
pueblo cubanos. Debieran suprimirse los programas dirigidos a cambiar el
sistema político, económico y social que escogimos soberanamente, entre
otras políticas lesivas aún vigentes.

36- No debe pretenderse que para lograrlo Cuba renuncie a los principios
de la Revo­lu­ción ni realice concesiones inherentes a su soberanía e
independencia, ceda en la defensa de sus ideales ni tampoco en el
ejercicio de su política exterior, comprometida con las causas justas,
la defensa de la autodeterminación de los pueblos y el tradicional apoyo
a países hermanos.

37- Recientes reveses de gobiernos de izquierda en el hemisferio son
utilizados para anunciar el cierre de un ciclo histórico progresista,
abrir paso al retorno del neoliberalismo y desmoralizar a las fuerzas y
partidos políticos, movimientos so­ciales y clases trabajadoras, lo que
deberemos enfrentar con más unidad y ma­yor articulación de las acciones
revolucionarias.

38- Abrigamos la firme convicción de que el pueblo venezolano defenderá
el legado del querido compañero Hugo Chávez Frías e impedirá el
desmantelamiento de los logros alcanzados. Ratificamos nuestra
solidaridad y compromiso y el resuelto rechazo a las pretensiones de
aislar a Venezuela mientras se dialoga con Cuba.

39- A pesar de que nunca hemos estimulado a otros países para que
abandonen dicha organización, sí debo reiterar lo expresado en Brasil
hace ya unos años, parafraseando a José Martí, de que antes de que Cuba
regrese a la OEA “se unirá el mar del Norte al mar del Sur y nacerá una
serpiente de un huevo de águila”.

40- El reciente acuerdo alcanzado con el Club de París permitirá
normalizar las relaciones con la comunidad financiera internacional.

Source: 40 afirmaciones y dos estampas de Raúl Castro en el VII Congreso
– Cafe Fuerte –
cafefuerte.com/cuba/28532-40-afirmaciones-dos-estampas-raul-castro-vii-congreso/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *