Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

El racismo en la política cubana

El racismo en la política cubana
diciembre 23, 2015 12:33 pm·

Guanajay, Artemisa, Mackandal, (PD) Los hermanos Isabel y Jorge
Castellanos, profundos conocedores de la historia del negro cubano,
señalan las contradicciones, avances y retrocesos que históricamente ha
tenido el tema racial en Cuba, y cómo a pesar de los obstáculos pudo
consolidarse una clase media de negros y mulatos surgida incluso en
pleno período colonial. Dicha clase fue exterminada casi en su totalidad
en 1844, durante la Conspiración de la Escalera, llamada así por las
numerosas víctimas que amarradas a ese instrumento dejaron su vida.

La revolución castrista desde un principio pudo hacer mucho más de lo
logrado para la plena inclusión de los negros, históricamente marginados.

No me atrevería a decir jamás que los Castros son racistas, pero sí que
están rodeados de dirigentes practicantes del racismo a todos los
niveles del poder político. Han tolerado consciente o inconscientemente
estas prácticas emanadas del poder.

La televisión cubana es un importante emisor de perspicacias racistas.
Algunos de sus directivos y directores de programas lo practican
indistintamente, porque para ellos “el negro no televisa bien”.

Pero la televisión es solo un ejemplo. Son los hoteles, la policía, el
ejército, las tiendas en moneda convertible; algunos maestros, jueces y
fiscales cuya mentalidad no está condicionada para aceptar las
diferencias raciales y llegar a un equilibrio igualitario en materia
jurídica y profesional.

No basta solo con que el tema de la historia del negro en Cuba haya
entrado a los planes de estudios en las escuelas primarias, se trata de
aplicarlo y aplicarlo bien. Y que la prensa cubana siga el curso de las
publicaciones que la antecedieron, y cree una columna semanal para el
debate abierto sobre el problema negro en Cuba sin llegar a la creación
de una prensa exclusiva de negros y para negros, porque Cuba es un ajiaco.

El problema del racismo y la marginalidad son problemas estructurales
que solo pueden tener solución si prima la voluntad política y el deseo
de inclusión social por aquellos sectores y dirigentes responsables en
los asuntos de equidad y justicia social, algo que cada vez es más
invisible debido a los nuevos cambios que se vienen efectuando en el
país, cambios que no son otra cosa que girar la balanza hacia el régimen
cubano para que todo permanezca igual.

La convivencia cómplice de muchos dirigentes no da solución a los
múltiples problemas que hoy atraviesa la población afrodescendiente de
la Isla y una mayoritaria clase blanca victima también de la marginalidad.

Advirtió Lidia Cabrera: “No se conocerá a nuestro pueblo sin conocer al
negro. Esta influencia es hoy más evidente que en los días de la
colonia. No nos adentraremos mucho en la vida cubana, sin dejar de
encontrarnos con esta presencia africana, que no se manifiesta
exclusivamente en la coloración de la piel”.

Un país como Cuba, marcado históricamente por la desigualdad, donde de
hecho el racismo constituye una construcción histórica, corre siempre el
riesgo que el individualismo, el egoísmo y las negativas al derecho
incidan en el retroceso de la equidad social cuando un gobierno olvida
sus obligaciones políticas de inclusión.
mal26755@gmail.com; Manuel Aguirre Lavarrere Mackandal

Source: El racismo en la política cubana | Primavera Digital –
primaveradigital.net/el-racismo-en-la-politica-cubana/

No tags for this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *