Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Presentes y ausentes este 27 de noviembre

Presentes y ausentes este 27 de noviembre
ADRIANA ZAMORA | La Habana | 28 Nov 2014 – 5:07 pm.

Cinco negros abakúas murieron en 1871 defendiendo a los ocho estudiantes
de Medicina fusilados. No se conocen sus nombres y el homenaje de este
año volvió a ignorarlos.

“El que no salte es yanqui” pudiera parecer una consigna atávica. Sin
embargo, la tarde de este 27 de noviembre se volvió a escuchar en La
Habana, durante la marcha en conmemoración del fusilamiento de los ocho
estudiantes de Medicina por el gobierno colonial español en 1871.

La marcha estuvo dedicada a la brigada de médicos cubanos que ayuda a
combatir el ébola en África, en especial a Félix Báez, médico que
contrajo el virus, y a los estudiantes de Ayotzinapa.

Al frente del desfile, enormes banderas cubanas, desplegadas por
estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de La
Habana, seguidas por la banda de música y los estudiantes de la Escuela
Latinoamericana de Medicina.

Otras consignas acompañaron la marcha: la tradicional “Patria o Muerte”;
“Viva la Revolución”; “Viva la FEU”; “Viva Raúl”; incluso “Esta calle es
de Fidel”, que en unos segundos cambió a “Esta Cuba es de Fidel”.

Siguiendo la tradición de convertir toda marcha conmemorativa en un acto
de “reafirmación revolucionaria”, incluso si los hechos recordados
ocurrieron durante la Colonia, se dejó escuchar por el audio también que
los estudiantes reclamaban la liberación de “los cinco héroes
prisioneros del imperio”.

Esta caminata desde la colina universitaria hasta La Punta, lugar donde
ocurrió el injusto fusilamiento, es una de las tradiciones más
arraigadas dentro del ámbito estudiantil habanero. Las víctimas de estos
hechos se convirtieron en símbolo de conciencia nacional, por eso la
consigna más oportuna fue, tal vez, “Marchemos por el orgullo de ser
cubanos”.

Sin embargo, los estudiantes de este 2014 marcharon como quien camina
hacia la parada de la guagua. Excepto los que llevaban las banderas, los
demás hablaban de las novias; una parejita se besaba apasionadamente;
algunas muchachas se retocaban el maquillaje con espejitos de mano, y un
grupo de varones hasta llevaba una botella de Havana Club, de la que
tomaban tragos y luego la escondían de la vista de los profesores.

El 27 de noviembre de 1871 murieron también, a bayonetazos, cinco
hombres negros, abakuás, que fueron a defender a los ocho estudiantes.
Los nombres de estos se han perdido en la historia. Fueron desconocidos
por una sociedad racista desde la Colonia y desconfiada de todo lo que
significara religiosidad desde 1959. Hoy, la mayoría de los cubanos
ignora la existencia de ellos.

En una celebración separada, ni siquiera paralela, se recordó a estos
héroes anónimos. Solo unas sesenta personas asistieron, sin botella de ron.

En 1998, Tato Quiñones publicó un artículo en La Gaceta de Cuba
recordando la existencia de estos hombres y desde 2006 comenzaron a
rendirles homenaje. Ya en 2010 la procesión, espontánea y popular, sacó
a la calle por primera vez íremes verdaderos, no artísticos. Al año
siguiente, tuvieron que pedir permiso al Comité Central del Partido para
realizar la celebración, a la cual asistió una apurada Caridad Diego,
según testimonio de uno de los participantes. Después de ese año, nunca
más han tenido permiso para hacer la procesión.

Alrededor de 2009 Pedro de la Hoz publicó un artículo, cuya segunda
versión ha salido en Granma. Allí, el periodista narra los hechos y
sentencia: “Los 8 estudiantes de Medicina y los cinco hombres que
lucharon por redimirlos suman 13 semillas que debemos honrar a un mismo
tiempo y lugar”. Palabras justas y hermosas en el papel, pero que la
misma oficialidad de la que Pedro de la Hoz es vocero, no se ha
encargado nunca de aplicar en la práctica.

Habría que ver si el próximo año, en lugar de decirlo, lo hacen, y los
cinco héroes anónimos llegan al homenaje oficial, antes de que los ocho
con nombres terminen por desaparecerse también entre tanto “reclamo por
los cinco” espías en la “calle de Fidel”.

Source: Presentes y ausentes este 27 de noviembre | Diario de Cuba –

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *