Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Voy a volver, indiscutiblemente

“Voy a volver, indiscutiblemente”
El periodista independiente Fernando Vázquez, camagüeyano, fue deportado
en tren desde La Habana, custodiado y sin agua para beber. Le prohíben
regresar a la capital
lunes, junio 16, 2014 | Jorge Ignacio Pérez

MIAMI, Florida, Redacción.- Lo que narraremos a continuación no está
basado en hechos reales, sino es un hecho real. Por mucho que parezca
antiguo, ha ocurrido en días recientes, en uno de esos trenes
destartalados que circulan por Cuba con el hampa metido dentro.

Fernando Vázquez escribe para la Red Cubana de Comunicadores
Comunitarios. En Cubanet ha publicado informaciones sobre lo que en la
isla se conoce como “Casos Sociales”, y que no es más que la situación
miserable de personas desahuciadas, a las que generalmente rondan
enfermedades. O el caso de la niña apedreada en pleno rostro por un
policía, un uniformado que no cumplió condena severa por ello.

Fernando acaba de realizar dos viajes seguidos a la capital cubana,
desde Camagüey, importante ciudad situada al este La Habana. Como en el
primero fue deportado en autobús -luego de estar en el calabozo de un
centro de investigaciones para la disidencia y las migraciones internas
“no autorizadas”-, regresó para realizar su trabajo, y fue prendido otra
vez por la policía política, en plena vía pública, exactamente en las
calles Águila y Corrales, según dijo a este redactor, vía telefónica,
luego de intentar comunicarnos varias veces pues “se caía la llamada”.

Oficiales de la Seguridad del Estado le confesaron estar “muy aburridos
de él”, de sus informaciones a la prensa independiente y de su
persistencia en los viajes a la capital. Le pusieron la ley en las
narices, esa interpretación fascista que hay en la isla y según la cual
los de otras provincias no pueden pernoctar en la capital, si no están
previamente “autorizados”.

Racismo, xenofia, vejación, todo un rosario de violaciones de los
derechos humanos universales que, desde Hitler, no se veían sumados en
un tren. El tren de la muerte: sin agua unas 12 horas, ni derecho a
estirar los pies. “Un tren cargado de policías para mí y para 39
deportados desde La Habana hasta Santiago de Cuba”, recuerda Fernando
con impotencia.

En el trayecto, un policía intentó golpearlo: “Ellos están autorizados a
hacer cualquier cosa conmigo, incluso a matarme”, redondea Fernando.

En Camagüey lo esperaban agentes locales de la policía política. De
nuevo al calabozo, más amenazas y una multa de veinte pesos que ni él
mismo sabe a qué se debe. Puro trámite para marcar terror, debemos suponer.

Esos trenes circulan cada día con deportados, gente sencilla y muy pobre
que intenta buscarse la vida en la capital. Nadie en un país normal se
explicaría la deportación entre provincias por solo querer progresar.
Encima, si uno es disidente viaja en ese tren como los reos enviados a
Siberia por Stalin, o a los campos de concentración y trabajos forzosos
de los nazis.

Fernando está vigilado todo el tiempo. “Estoy dispuesto a enfrentar lo
peor, estamos luchando contra una maquinaria asesina”, dijo al teléfono
sin pensarlo cuando peguntamos, por humanidad, ¿qué vas a hacer ahora?

Como continuará reportando, no sería difícil imaginarlo otra vez en ese
tren, porque las reuniones de su equipo ocurren en La Habana. Todo por
hacer periodismo ciudadano en un mapa en el que Cuba no parece
pertenecer a la aldea global.

Source: “Voy a volver, indiscutiblemente” | Cubanet –
http://www.cubanet.org/actualidad/actualidad-destacados/voy-a-seguir-indiscutiblemente/

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *