Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Vendernos como mulatos?

¿Vendernos como mulatos?
MIÉRCOLES, 30 DE OCTUBRE DE 2013 05:35 ESCRITO POR JUAN ANTONIO MADRAZO
LUNA

Cuba actualidad, El Vedado, La Habana, (PD) Tatiana, una joven negra
licenciada en Psicología en la Universidad de La Habana, dice: “Con los
negros la vida es más sabrosa, pero con los blancos es más fácil. Mi
difunta abuela tenía el vientre sucio, algunos de sus hijos son tan
negros como el azabache. Yo he decidido adelantar la raza y no peinar
pasitas”.

Sandra es una mujer blanca de 55 años, torcedora de tabacos, natural de
San Juan y Martínez, en Pinar del Río. En su rostro se asoman los
rigores de una vida marcada por la desesperanza. Refiere: “La necesidad
hace parir hijos mulatos. A mí, Dios me castigó dos veces, mi hijo es
negro y maricón”.

El blanqueamiento y los prejuicios acosan a esta isla desde los tiempos
de José Antonio Saco, uno de los padres fundadores de la nación.
Recuerdo durante mi infancia como mi tía, descendiente de jamaicanos, y
quien se vendía como una mulata de pelo bueno, nos recordaba a mi primo
y a mí constantemente que teníamos que “adelantar”, que debíamos
conquistar mujeres blancas, “comer coco, aunque sufriéramos un empacho

Nos cuenta el escritor Reynaldo González en su libro “Contradanza y
Latigazos”, una lectura crítica sobre Cecilia Valdés, que el historiador
Manuel Moreno Fraginals le decía con picardía, en algunas de sus
conversaciones privadas, que” en Cuba no había problema de raza, sino de
color y pelo”.

La sociedad cubana aun no es esa cazuela abierta que muchos quisiéramos.
Es aún muy difícil que la gente se reconozca desde su propia identidad.

Muy recientemente, el programa Mesa Redonda apenas rozó el tema del
mestizaje. En él, afirmaron que Cuba no es negra ni blanca, sino mestiza.

Las rígidas claves que naturalizan el mestizaje no fueron descifradas
por ninguno de los especialistas invitados al programa informativo.

El discurso del mestizaje siempre ha sido una aplanadora cultural muy
bien utilizada por el nacionalismo criollo para negar las tensiones
raciales que sufren los otros. La narrativa hegemónica no ha dejado
construir diferencias y diferentes.

La política de la igualdad y el discurso del mestizaje son dispositivos
que han sido muy bien utilizados durante los últimos 50 años para
silenciar la problemática racial y las tensiones al interior de la
sociedad cubana y a su diáspora transnacional.

La clave martiana “Cubano es más que blanco, más que negro, más que
mulato”, la transculturación de Don Fernando Ortiz y la utopía
filosófica del “Color Cubano” propuesta por el poeta Nicolás Guillen son
rígidos dispositivos muy bien acomodados por la hegemonía revolucionaria
para preservar la unidad y negar la existencia del racismo.

El mestizaje propuesto desde la narrativa revolucionaria siempre ha
incorporado lo negro anclado en los recuerdos, la herencia y la ritualidad.

Aun somos un pueblo que no hemos aprendido a abrazar la diferencia. Si
muchos hemos aprendido a ser racistas, pues eso forma parte de nuestra
mala educación sentimental.

El racismo y los prejuicios aun tiñen el razonamiento de muchas
personas. Aun muchas familias viven el trauma de la abuela escondida,
pues tener una abuela negra para muchos es una vergüenza.

También he sido testigo de confesiones de personas blancas sienten
orgullo al referirse a su madre de leche que fue una mujer negra.

Para algunas mujeres, haber vivido con un hombre negro es una mancha en
el expediente. Otros han decidido “no quemar petróleo”.

Mi vecina Rosario se identifica como trigueña tostada y no permite que
los rayos del sol la acaricien, pues podría ser traicionada por la genética.

Mientras el discurso oficial intenta vendernos a todos públicamente como
mulatos y mestizos, los negros continuamos siendo víctimas de la
injusticia económica al estar subrepresentados en la economía emergente
y no dejar de ser reprimidos selectivamente por la imaginaria
característica policial.

Aunque muchos aparentemente blancos y mulatos arrepentidos continúan
negando sus ancestros africanos, el negro no deja de aportar esencias
firmes al coctel de nuestra identidad.

Para Cuba actualidad: madrazoluna@gmail.com

Source: “¿Vendernos como mulatos? | Cuba noticias actualidad.Periodismo
independiente.” –
http://www.primaveradigital.org/primavera/destacados/117-politica/8997-ivendernos-como-mulatos-.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *