Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

La injusticia y el racismo descarnados

La injusticia y el racismo descarnados
MIÉRCOLES, 02 DE OCTUBRE DE 2013 04:09
ESCRITO POR GUILLERMO ORDOÑEZ

Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) El gobierno cubano ha
vuelto a dar otra vuelta de tuerca a la tradicional dinámica de
ensañamiento racista que le ha caracterizado a través de tantos años.

La petición fiscal de diez y catorce años para la activista cívica y
antirracista Sonia Garro y su esposo Ramon Alejandro Muñoz,
respectivamente, ha causado una generalizada conmoción a causa de lo
desproporcionado e injusto de la intensión condenatoria.

El matrimonio fue sacado por la fuerza de su domicilio en la populosa
barriada habanera de Marianao hace más de un año y medio para vivir un
calvario en las prisiones castristas, víctimas de todo género de
atropellos y desmanes.

A diferencia de muchos opositores y activistas pro democracia
eventualmente detenidos acusados de disimiles delitos y que han sido
liberados en más o menos tiempo, estos activistas soportando todo el
rigor de la intolerancia represiva del régimen

El lector puede preguntarse cuál ha sido el gran crimen de estos
activistas para ser tan duramente castigados. Se asombrarían de saber
que Sonia Garro se dedicaba a promover la apertura de espacios de
desarrollo cultural y recreativo para los niños de su comunidad, en su
mayoría afrodescendientes y en precaria situación socioeconómica.

La capacidad demostrada por Sonia Garro y sus colaboradores para abrir
nuevos horizontes de conocimientos, cultura, crecimiento espiritual y
esperanzas a estos niños y niñas que deben crecer entre las carencias
materiales de sus familias y el agobiante adoctrinamiento político, ha
sido una pésima noticia para el gobierno cubano, que sometió a la
activista y a sus compañeros a un largo rosario de detenciones
arbitrarias y agresiones físicas antes de su injusto encarcelamiento.

Tradicionalmente el régimen no ha perdonado el talento y la proyección
independiente de muchos cubanos de piel oscura que se han visto
sometidos a los rigores de la más excluyente indolencia. En los umbrales
mismos de la revolución, el Máximo Líder no tomó en cuenta la
trayectoria y posiciones revolucionarias de los destacados pensadores y
activistas antirracistas Juan René Betancourt, Walterio Carbonell y
Carlos Moore, quienes expusieron claramente los pasos a dar para evitar
el estado de desigualdad y disfunción social que hoy padecemos. Los tres
destacados intelectuales fueron sometidos a persecución, calumnias,
ostracismo y exilio.

Varios fueron los destacados sindicalistas afrodescendientes
prácticamente borrados del mapa político nacional sin tener en cuenta
sus ejecutorias y consagración a la causa de los derechos de los
trabajadores.

El gobierno cubano llegó a dictar incluso disposiciones legales contra
las manifestaciones culturales y religiosas de origen africano.

Todavía la conciencia humana se estremece al recordar con que fría
crueldad fueron ejecutados en pocas horas tres jóvenes negros por
intentar secuestrar una lancha de pasajeros sin víctimas ni lesionados,
mientras varios homicidas y terroristas convictos y confesos gozan de
magnifica salud con sus penas máximas conmutadas.

No se debe olvidar nunca cuanta cobardía y bajeza moral llevó al
gobierno cubano vilmente a dejar morir al valeroso activista Orlando
Zapata Tamayo después de más de ochenta días de huelga de hambre en las
mazmorras castristas.

De los varios dirigentes cooptados por el propio Comandante en Jefe y
luego defenestrados por supuesta corrupción o deslealtad solo Juan
Carlos Robinson fue a parar tras las rejas sin que nadie supiera a
ciencia cierta cuál había sido su crimen, aparte de ser afrodescendiente
y de exponer el discurso oficial con sus propias palabras.

Mi experiencia personal me hace no dudar, aunque más de uno asegure que
mis valoraciones están motivadas por una especie de paranoia antirracista.

Pienso en los sufrimientos de la hija adolescente de Sonia Garro y Ramón
Muñoz al recordar como sus padres fueron prácticamente apaleados en su
propia casa y los años de traumática separación que tal vez le depare el
duro castigo que pretenden imponerles por acusaciones demencialmente
ridículas como “tentativa de asesinato”.

Está claro que el gobierno cubano no tiene respuesta para la gravedad
del problema racial en Cuba y mucho menos para la solidez, firmeza y
capacidad que va demostrando el liderazgo cívico afrodescendiente a lo
largo del país; por lo tanto, solo les queda reaccionar con la ciega
soberbia y el rencor racista que niegan con las palabras pero que les
corre por las venas.

En el momento en que cientos de personalidades afrodescendientes del
planeta se reúnen en la ciudad colombiana de Cali para continuar
construyendo el consenso que impulse la consagración de la justicia
histórica y el respeto a los derechos y la dignidad de millones de
personas negras y mestizas, las autoridades cubanas dan una nueva señal
de cruel intolerancia y total divorcio con las tendencias universales
que marcan pautas de un humanismo consecuente. Ojalá esta vez no se
cierren los ojos y los corazones de muchas personas e instituciones que
alrededor del mundo se reconocen como comprometidas con la lucha por la
justicia y la igualdad para evitar el sufrimiento innecesario de otra
familia afrodescendiente y que se siga empañando la imagen de una nación
a la que los africanos y sus descendientes hemos contribuido con tanta
sangre, sudor y grandeza.

Para Cuba actualidad: lizama1961@gmail.com

Source: “La injusticia y el racismo descarnados | Cuba noticias
actualidad.Periodismo independiente.” –
http://www.primaveradigital.org/primavera/destacados/117-politica/8758-la-injusticia-y-el-racismo-descarnados.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *