Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Equidad de géneros en Cuba

Equidad de géneros en Cuba
JUEVES, 24 DE OCTUBRE DE 2013 10:22 ESCRITO POR VÍCTOR MANUEL DOMÍNGUEZ

Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) La expresión de Juvencio
“Trucutú” Roca de que una feminista “es una mujer en calzoncillos”,
desató un candente debate en el bar Lágrimas Negras, santuario etílico
de muchas féminas liberadas que buscan la total igualdad con el
desempeño de los hombres en el plano socio cultural de la Cuba de hoy.

De poco sirvieron para calmar los ánimos las palabras conciliadoras
emitidas por Cornelio “Mentefú” Manso, quién aseguró que su esposa tiene
igual derecho a buscar un espacio en una cama fuera del matrimonio,
salir de juerga con las amigotas, y leer el periódico mientras él
agiliza la cena o baña al niño.

Además, agregó Cornelio, él tiene la obligación moral de atender al
perro si su esposa tiene una reunión laboral hasta bien entrada la
madrugada, se muda dos días con el jefe para cuidarle el catarro (su
esposa lo dejó por el chofer), o simplemente está estresada por la
rotura de sus tacones o el girón en la saya.

El sexo, las tareas domésticas, el cuidado de los niños, y el derecho a
gozar la papeleta de la vida en similares condiciones, volaron como
abejas enfurecidas entre las mujeres que defendían una u otra posición,
no sólo en la cama, sino también en el hogar, la calle o el trabajo, y
por ende, en la toma de decisiones.

Jesusa “Chucha Pérez, máster en palabras obscenas e interjecciones del
solar “La Trompada Feliz”, expresó que a veces se le va la mano en las
tundas que le da a Genaro, pero es tan malo en la cocina, tan lento en
el lavado de pañales y tan sonso en la búsqueda de los mandados, que
tiene que sonarle un sopapo.

“Es increíble que con los bofetones que le doy, los arañazos que le hago
en los brazos, y los ceniceros y tenedores que les tiro por donde lo
coja, aún no agilice sus obligaciones, refrendadas en el Código de la
Familia Cubana. A veces me da pena con los vecinos, pero es tan torpe,
¡Puahf!, que tengo que sonarlo aunque lo ame hasta la última gota de su
sangre” ¡Pof, Pof, Pof!

Asimismo, una licenciada en psicología comunitaria expresó que un hombre
tiene derecho a mantenerse callado si su esposa es infiel, liar los
bártulos en caso de que no pueda mantener un civilizado silencio, y si
la casa es suya, dividirla a la mitad igual que al gato, la palangana,
el fogón y los colchones.

Por su parte, María del Socorro Cruz Velo, “La Puchimbá”, dice que no
hay prueba de amor más grande para una mujer que su Negrón la coja por
el moño, le suelte par de bofetones, y con aliento etílico a velorio, le
diga con saña de vampiro mirándole a los ojos: ¿Quién es ese tipo que te
dijo adió?

Estos y otros criterios divididos en cuanto al derecho a la igualdad de
géneros, me llevaron a consultar al máster en sexología Bienaventurado
Sol Tero, quien en su Tratado sobre la Equidad de Género en Cuba,
expresó lo siguiente:

1- Toda mujer tiene derecho a salir y a entrar de su hogar a la hora que
le dé la gana; menos la propia.
2- La limpieza, el lavado, la cocinadera, la poda del jardín, sacar la
basura el cuidado de los niños y otras obligaciones matrimoniales, deben
ser compartidas por la pareja, siempre que no sea la suya.
3- En caso de gritos, empujones u otro tipo de maltratos físicos o
psicológicos en el hogar, la mujer debe mostrar su femineidad y callar
hasta la otra tunda. Tiene derecho a mantener dos días de silencio, no
fregar, y a dormir en el sofá como ejercicio de su derecho y rebeldía.
4- Para mantener el equilibrio, la igualdad y el mismo derecho en la
equidad de género que señalan los artículos anteriores, la mujer podrá
escoger el lado que más le guste de la cama, adoptar la posición que le
convenga y hacer el amor lo mismo abajo que arriba o como le dé su
libérrima gana.

Por su parte, la célebre feminista Candela Simona Más Goza, en su
elogiado ensayo El tercer sexo, sentó las bases para una perfecta
armonía matrimonial:

1-Todo hombre tiene derecho a salir y a entrar de su hogar a la hora que
le dé la gana a su mujer.
2- El hombre se respeta y desea mantener el matrimonio, debe limpiar,
fregar y cocinar mientras ella termine de calcular a cómo están el tinte
y el peróxido en Andorra, qué tipo de rebajas tienen las prendas de
lencería en Estambul, y de qué modo pintarse las uñas sin dejar de leer
Vogue y ver la televisión.
3-Los preparativos de los niños para la escuela, incluido llevarlos y
traerlos, el hombre debe realizarlos sin impedir que la mujer se
desperece sobre la cama, mullida por el estrés de tanto calcular las
horas de trabajo que cuesta un camisón, un viaje a Trinidad, el bufet
del doctorado y un Chanel No. 5
4-Para mantener el equilibrio, la igualdad y el mismo derecho en la
equidad de género que señalan los artículos anteriores, el hombre podrá
escoger el lado de la cama que designe la mujer, adoptar la posición que
a ella le convenga, y hacer el amor cómo, cuándo y dónde a la fémina le
dé su reverendísima gana.
Como habrán podido comprender, la equidad de géneros en Cuba es una
realidad, y tanto machistas como feministas abogan desde sus teorías y
comportamientos con la paz intrafamiliar.

No importa si Juvencio Trucutú se opone a Cornelio “Mentefú”, ni si
Chucha Pérez tiene conceptos distintos a la “Puchimbá”. Lo importante es
que se amen y soporten hasta que no queda una ofensa que decirse ni
algún sitio del cuerpo que no haya sido visitado por un trompón. Eso
demuestra sensibilidad.

De igual forma, qué otra cosa podemos hacer si no aplaudir por igual las
teorías de Bienvenido Sol Tero y de su contraparte Candela Simona Más
Goza, en sus avanzadas concepciones sobre la relación de pareja, y en
sus humildes concesiones, de género, para encauzar el amor hasta el final.

No hay dudas de que existe la equidad más allá del trompón; el amor
multiplicado en los celos, y el respeto nacido de un grito ensordecedor
que anuncia detrás de cada portazo: “No os asustéis de nada. Esas son
cosas de la libertad en el amor. Los armónicos signos de la igualdad de
género nacional.

Eso se lo aseguro yo, Nefasto “Sartre”

Para Cuba actualidad: vicmadomingues55@gmail.com

Source: “Equidad de géneros en Cuba | Cuba noticias
actualidad.Periodismo independiente.” –
http://www.primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/humor/8950-equidad-de-generos-en-cuba.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *