Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Realidades cercanas – injusticia y racismo

Realidades cercanas: injusticia y racismo
MARTES, 10 DE SEPTIEMBRE DE 2013 00:48
ESCRITO POR HILDEBRANDO CHAVIANO MONTES

Cuba actualidad, El Vedado, La Habana, (PD) El tema de la racialidad, o
para mejor decirlo, el tema del racismo en Cuba, nada tiene que ver con
capitalismos o socialismos y mucho menos con siniestros intereses de
imaginarios enemigos del país.

Este drama, que no es un simple tema, fue ignorado en la Cuba
republicana con los mismos argumentos que hoy esgrimen el gobierno y la
prensa oficial cubana: el peligro de la desintegración del cuerpo de la
nación. Quiere decir esto que la lucha contra la discriminación racial
en Cuba no es algo que esté de moda, como el periodista Pedro de la Hoz,
alguien a todas luces desconocedor de la historia, ha dicho, sino que
data de siglos de justicia postergada.

Aunque el gobierno de turno en ciertas circunstancias coyunturales emita
un discurso conciliador y tome medidas más bien tibias, para nada
incomoda que en la televisión nacional se vean cada vez más rostros de
tez oscura, o que haya aumentado el número de representantes de la raza
negra en los órganos del Poder Popular. Estos se pueden considerar
logros de la lucha que llevan a cabo desde hace muchos años los miembros
de la sociedad civil no reconocida por el régimen, pero que así y todo
existe.

Errores, carencias –sobre todo de libertad- y horrores, han plagado el
camino de la solución a problemas no tanto heredados de la colonia y la
etapa republicana, sino reasumidos por la nueva sociedad que ya es vieja
y achacosa.

Bajo la égida de un partido político excluyente que no acaba de
encontrar la solución al racismo, la improductividad de los campos, las
villas miseria, la baja industrialización, la grosería y la mala
educación imperantes; la unidad nacional a ultranza es un atentado
contra los ideales de José Antonio Aponte, Evaristo Estenoz, Pedro
Ivonet y los miles de negros masacrados en 1912 en aras de la unidad y
la soberanía de la nación.

Si el racismo, como alguien dijo alguna vez, “es una naturalización de
la desigualdad entre las personas”, en Cuba sobran las condiciones para
que este mal perdure. La sociedad igualitaria promovida por los
comunistas fracasó hace mucho tiempo y mientras las personas de raza
blanca continúen como los máximos beneficiarios del poder económico y
político, los de raza negra seguirán en espera de que alguien se acuerde
de ellos, pero sin pronunciarse, para que no los acusen de enemigos de
la unidad y del socialismo.

El discurso ambivalente de los gobernantes cubanos y sus portavoces,
plantea que hay que decirlo todo para poder superar lo mal hecho, pero
el que lo haga debe asumir las injurias, amenazas y persecución
oficialistas y aceptar que, a fin de cuentas, las cosas van a seguir así
de mal porque el socialismo como sistema es más importante para ellos
que los cubanos como seres humanos.

Cuba le pertenece a un grupúsculo de ancianos y advenedizos que se
encargan de que nada cambie.

Para Cuba actualidad: hildebrando.chaviano.@yahoo.com

Source: “Realidades cercanas: injusticia y racismo | Cuba noticias
actualidad.Periodismo independiente.” –
http://www.primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/8567-realidades-cercanas-injusticia-y-racismo.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *