Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Eliminar toda forma de discriminación y falta de libertad

Cuba: Eliminar toda forma de discriminación y falta de libertad
mayo 20, 2013
Yusimí Rodriguez

HAVANA TIMES — El lunes en la tarde, al leer la página cultural del
periódico Granma, choqué con dos cosas que no habrían llamado mi
atención por separado, pero verlas en la misma noticia me hacía pensar
que mis ojos me engañaban: el titular “Celebran Gala Cubana contra la
Homofobia” y justo debajo, una foto de René González, uno de los Cinco
Héroes Cubanos, junto a Mariela Castro.

Estaba viendo lo correcto: antes de dar inicio a la gala, el Centro
Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y el movimiento cubano LGTB-HI
otorgaron un reconocimiento especial a los Cinco Héroes de la República
de Cuba, que René recibió a nombre propio y del resto.

No pude evitar preguntarme qué tiene que ver la lucha contra la
Homofobia con los Cinco, como se les conoce en todo el mundo. Las
palabras del Héroe al recibir el premio, parecen ser la respuesta a mi
pregunta: “Estamos aquí librando una batalla contra conductas que han
hecho sufrir a muchas personas. El sufrimiento por no tener libertad nos
une. Hay que eliminar toda forma de discriminación y de falta de libertad”.

Yo habría esperado que dicho movimiento y el Centro de Educación sexual
reconocieran a alguien que haya sido enviado a las Unidades Militares de
Ayuda a la Producción (UMAP), y que haya permanecido en el país para
contarlo, o a alguien que, siendo homosexual o no, haya tenido una labor
destacada en la lucha contra la discriminación por la orientación sexual.

Pero sé que no tengo el menor derecho de cuestionar a quién deciden el
CENESEX y el movimiento cubano LGTB-HI otorgar un reconocimiento, por el
motivo que entiendan. Además, no debería extrañarme tanto, si se gritan
consignas como “Homofobia, no; socialismo, sí”, aunque haya sido dentro
del sistema socialista que se envió homosexuales a las UMAP, y se les
expulsó de centros laborales y educativos.

Ahora, nuestro gobierno intenta, más que reconocer y corregir errores,
ponerse al día, entrar en el siglo XXI. En este siglo, no es
políticamente correcto ser homofóbico ni racista.

Además, a diferencia de la etapa en que homosexual era casi equivalente
de contrarrevolucionario (por contrarrevolucionario entiéndase aquella
persona que no estaba a favor del gobierno), ahora, nuestros líderes se
han percatado de que se puede ser homosexual, bisexual o transgénero, y
revolucionario (o sea, estar a favor del gobierno, el Partido y la
actualización del modelo socialista cubano) a la vez.

Un homosexual, bisexual o transgénero, es también apto para gritar
consignas como “Homofobia, no; socialismo, sí”.

Sin embargo, no puedo evitar sentirme identificada con las palabras de
René González, y quiero incluso pensar que fueron sinceras, aunque algo
despierta mi curiosidad: ¿Desde cuándo considera necesario combatir esas
conductas que han hecho sufrir a muchas personas, y que eran parte de la
política de nuestro gobierno.

Comparto la idea de que el sufrimiento por no tener libertad une a los
seres humanos, aún cuando la naturaleza de esa libertad de que se carece
sea distinta, si somos capaces de ponernos en el lugar del otro.

Nunca he podido entender que una persona que haya sido discriminada por
su orientación sexual, pueda tener actitudes racistas, y que alguien que
haya sufrido el racismo en carne propia, pueda discriminar a un
compatriota por ser del oriente del país. He visto incluso a personas
homosexuales discriminar a transgéneros.

¿Puedo suponer que René González siente que la falta de libertad lo une
a quiénes fueron privados de ella en el 2003, durante la Primera Negra,
con quiénes la han padecido por su oposición al gobierno?

Me identifico totalmente con idea de que hay que eliminar toda forma de
discriminación y de falta de libertad.

Mi pregunta es si René González incluye, dentro de esas faltas de
libertades que deben ser eliminadas, las de prensa, expresión y
asociación. Como aparecen expresadas en nuestra Constitución,
reconocidas solo dentro del marco del socialismo, no son libertades.

Quienes combaten la afirmación de que estas libertades no existen en
Cuba, recurren al argumento de que no existen en ninguna parte del
mundo, o que su existencia no garantiza la democracia en un país.

No puedo decir si esas libertades son solo quimeras en todo el mundo; no
he viajado fuera de Cuba. Pero aún si es así, no creo que sea argumento
suficiente para que nos resignemos a vivir sin ellas.

Coincido en que las libertades de prensa, expresión y asociación no son
garantías de democracia. Pero estoy segura de que la democracia no puede
existir sin ellas.

¿Está dispuesto René González a reconocer el derecho de ejercer esas
libertades, incluso a quienes se oponen al gobierno y el sistema que él
defiende?

Hay una frase que trato de tener presente todo el tiempo: “Detesto lo
que dices, pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo”.

No se trata de compartir las ideas de Yoani Sánchez, sino de su derecho
a expresarlas y que el pueblo cubano, el cubano de a pie, pueda
conocerlas de primera mano.

No se trata de afiliarse al partido que pretende fundar Eliécer Ávila,
sino de su derecho, como ciudadano inconforme con los partidos
existentes en el país (el oficial y los no reconocidos), de crear el suyo.

No se trata de disentir del gobierno cubano, sino de reconocer el
derecho de quiénes disienten.

En estos momentos, no es tan difícil, aunque sigue siendo de extrema
importancia, oponerse a la discriminación por orientación sexual. Pero
no solo libertad sexual necesita el hombre, ni la mujer.

Sólo espero que el Héroe René González logre ser coherente con sus
propias palabras. Es un gran reto.

http://www.havanatimes.org/sp/?p=85477

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *