Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

El tema racial: Peligroso combustible

El tema racial: Peligroso combustible
Lunes, Mayo 6, 2013 | Por Reinaldo Emilio Cosano Alén

El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL),
nominó al Comité de Ciudadanos por la Integración Racial de Cuba, para
el Premio anual de la Fundación Hrant Dink, 2013. Este premio homenajea
a individuos, organizaciones y grupos que trabajan por un mundo libre y
justo, sin discriminación, racismo, ni violencia, y que se arriesgan
para alcanzar esos ideales, rompiendo con los estereotipos y utilizando
un lenguaje de paz.

Para conocer detalles en torno a la nominación, con que fue distinguida
este año la prestigiosa organización de nuestra sociedad civil
alternativa, Cubanet entrevista a Juan Antonio Madrazo Luna, coordinador
nacional.

Esta conversación se sostuvo en Cuba, poco antes de que Madrazo Luna y
otros activistas partieran hacia Estados Unidos, donde se encuentran en
estos momentos, para participar en una serie de eventos en Pittsburg y
otras ciudades norteamericanas.

Cubanet: ¿Por qué CADAL nomina al Comité de Ciudadanos por la
Integración Racial de Cuba?

J.A.M: Fuimos nominados el pasado año por CADAL para el Premio
Internacional Rey Juan Carlos de Derechos Humanos, que al final lo
obtuvo una ONG mexicana. Es la segunda ocasión que CADAL nomina al
Comité. El solo hecho de ser nominados es un gran elogio, un premio para
el Comité, para la sociedad civil, que es nuestro punto de partida: la
lucha contra el racismo, contra cualquier tipo de discriminación, sea
por sexo, género, opinión, raza. La propuesta es un reconocimiento a la
lucha del movimiento afro-descendiente en la Isla, a la sociedad civil
para que la problemática racial sea visualizada.

Cubanet: ¿Qué acciones desarrolla actualmente el Comité que usted preside?

J.A.M: Somos una plataforma de comunicación y amplificamos la señal. Nos
movemos en todos los escenarios posibles, no solo de la sociedad civil
sino también en espacios institucionales, fiscalizados por el gobierno.
Hacemos política desde la ciudadanía. El ente fundamental es el
ciudadano, para el que trabajamos. Durante los últimos tres años, el
Comité ha llevado una cruzada al interior de las comunidades. El
gobierno no tiene voluntad política para ampliar el tema en la agenda
pública. Llevamos la delantera. Manifiesta que hablar del tema racial
públicamente es debilitar y amenazar la unidad nacional.

Creemos que si el tema racial no se discute en público, pudiera ser un
peligroso combustible en el futuro. El objetivo principal del Comité es
movilizar y trabajar con plataformas como la Red de Bibliotecas Cívicas
Reinaldo Bragado Bretaña y el programa Animando Sonrisas, que empodera a
la comunidad (marginal) infantil y juvenil. También con la plataforma
Observatorio Ciudadano contra la Discriminación, relacionado con la
documentación de violaciones y discriminaciones de todo tipo. Nos
ocupamos además con la cultura alternativa urbana. Tenemos conexión con
jóvenes que se mueven en las esferas del rap, hip hop, implicados en
denuncias sociales y contra la violencia. Ahí entramos en el tema y el
propósito de Violencia Cero.

Cubanet: ¿Puede precisar sus actividades en barrios marginales?

J.A.M: Hemos realizado algunas, apoyados por otras plataformas, como la
mencionada Red de Bibliotecas en Animando Sonrisas, dirigida hacia niños
muy afectados por la violencia en el seno familiar, hasta en cuarta y
quinta generaciones. Desarrollamos nuevos juegos, les entregamos
juguetes. Usamos a veces disfraces. El Comité está muy vinculado y apoya
Acetato Producciones, muy relacionado con el escenario cultural
alternativo musical de Omni Zona Franca.

Hay apoyo hacia nosotros y de nosotros hacia ellos. Son artistas
emergentes, independientes, apartados por el régimen, que se mueven en
el mundo de la Nueva Trova, del rap, del hip hop. Recientemente ayudamos
con el último disco de Silvito el Libre (hijo del cantautor cubano
Silvio Rodríguez). Auspiciamos conciertos de Escuadrón Patriota, de
Bárbaro Urbano Vargas. Todos de la generación más joven del hip hop. A
fines de año tendremos la cuarta edición del evento académico Raza y
Cubanidad. Siempre desde la sociedad civil. Añado que, junto al
Observatorio Ciudadano contra la Discriminación, documentamos todo tipo
de violencia desde la familiar hasta la de carácter político.

Cubanet: ¿El Salón de Negros Ilustres de Cuba también se encuentra entre
sus objetivos?

J.A.M: Fue el primer salón de ese tipo en el continente americano.
Pretende reafirmar la autoestima del afro-descendiente cubano, que es
aún muy débil, apenas se ven representados. Queremos que se sientan
representados como parte de la nación. Son personalidades destacadas a
lo largo de la República (1902) y hasta el presente, en los campos de la
política, cultura, ciencias, deportes.

Cubanet: Sabemos que usted, junto a otros distinguidos activistas
cubanos del antirracismo, viajarán próximamente a los Estados Unidos,
¿cuál es su proyecto para este viaje?

J.A.M: Es una experiencia inédita para los tres: Manuel Cuesta Morúa,
Leonardo Calvo Cárdenas y para mí, que viajaremos juntos a Estados
Unidos; Cuesta estuvo en Miami años atrás. Estaremos una semana en la
Universidad de Pittsburg, en un programa cultural con participación de
varias instituciones norteamericanas. Queremos dar las gracias a todos.
En primer lugar a Afro Cuban Alliance, que coordina la revista Islas,
uno de los proyectos más interesantes del que participamos desde Cuba
con nuestros artículos. También a la Carnegie Mellon University; a la
Unión Cultural Latinoamericana, de Pittsburg; y al Coro Latinoamericano.

Las actividades comienzan con una exposición fotográfica de mi autoría:
Crossing Havana, que retrata el ambiente sociocultural de los afro
descendientes en esa Habana profunda que la mayoría de los afro
descendientes que vivimos aquí desconocíamos. Para mí, fue un
descubrimiento, porque viviendo en el barrio de El Vedado, desconocía
que existen otras Habanas en mi entorno. Habrá un conversatorio, en el
que participaremos cubanos y estadounidenses, en relación con lazos y
puentes entre las culturas cubana y afroamericana. Habrá conversatorios
formales e informales, mesas redondas, encuentros con auditorios de
Pittsburg, paseos, invitaciones de otras instituciones culturales y
académicas. Después, estaremos en la Universidad de Las Vegas.

Gran parte del tiempo estaremos en Miami. Contactaremos con algunas
plataformas culturales, sociales y políticas de Florida. Pienso que son
muy importantes los contactos con gran parte del exilio cubano. A
Washington irán Cuesta y Calvo como ponentes en el Congreso de la
Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA). Una preocupación nuestra
es lograr comunicación horizontal con la comunidad afro-norteamericana.
Durante muchos años, el gobierno cubano ha manipulado gran parte de esa
comunidad en cuanto a la problemática racial, como se desprende de la
importancia que tiene recientemente la polémica alrededor del Caso
Roberto Zumbano, que no es el primer caso, porque siempre ha habido
linchamientos políticos.

cosanoalen@yahoo.com

http://www.cubanet.org/articulos/el-tema-racial-peligroso-combustible/

Tags: , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *