Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Racismo corriente y terror(ismo) de Estado

Racismo corriente y terror(ismo) de Estado

Jueves, 13 de Diciembre de 2012 16:28

Escrito por Leonardo Calvo Cárdenas

Cuba actualidad, Boyeros, La Habana, (PD) Está más que demostrado que al

Gobierno cubano le sobran culpas y pánicos y le faltan respuestas para

enfrentar los retos que la problemática racial plantea al presente y

futuro de nuestra nación.

La celebración del Tercer Foro Raza y Cubanidad "Cuba: pasado, presente

y futuro", principal acción académica y cultural del Comité Ciudadanos

por la Integración Racial (CIR), hizo patente cuánta impotencia, miedo y

soberbia corroen el alma de los que desde el poder destruyen

sistemáticamente lo que queda de esta sufrida isla.

A pesar de estar más que probado cómo el CIR es capaz de sustentar un

espacio cultural y una tribuna académica de alto vuelo intelectual, con

amplia capacidad de convocatoria y sin peligro alguno de inestabilidad o

confrontación, a pesar de estar más que probado que los líderes de la

organización civilista no dan un paso atrás ante las agresiones

represivas del régimen, la policía política cubana demuestra su

debilidad y falta de imaginación al reproducir un vez más sus aburridos

diseños de amenaza, chantaje y agresividad.

Mientras los organizadores del evento daban los toques finales a la

preparación del Foro convocado bajo el título "La otra familia, los

cubanos negros como protagonistas de la historia", varios oficiales de

la Seguridad del Estado abordaron a los líderes del CIR para

informarles que solo permitirían en el cónclave la ridícula cifra de

veinte participantes, ante lo cual los activistas reiteraron su

determinación de cumplir su cometido y nunca hacer el trabajo a las

fuerzas represivas.

El día de la inauguración del Foro (30 de noviembre) varias decenas de

invitados, entre ellos diplomáticos y participantes extranjeros,

disfrutaron de la recepción de apertura con la presentación de los

ganadores de los premios Tolerancia Plus -al movimiento civilista Damas

de Blanco en su categoría general, a la cineasta Gloria Rolando en el

capítulo racial, y por primera vez en su capítulo por los derechos de

lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) al activista holandés

Kess van Kortenhof de la ONG Glasnost en Cuba- y un excelente programa

cultural incluido.

La inauguración fue todo un éxito, a pesar de que la policía política en

los alrededores de la sede del CIR impidió a varios invitados llegar al

lugar, detuvo por segunda vez en el día a Guillermo Ordoñez Lizama,

secretario ejecutivo del Observatorio Ciudadano contra la Discriminación

(OCD) y sembró el pánico entre transeúntes y vecinos.

A la mañana siguiente, al llegar los ponentes e invitados dispuestos a

desarrollar la primera jornada de ponencias y debates, encontraron a los

agentes represivos atrincherados a la entrada de la sede del CIR, con la

misma ropa del día anterior y cara de muy pocos amigos, dispuestos a

impedir a toda costa la continuación del Foro.

Como parte de su operativo, bajo la incómoda lluvia del primer día del

último mes, los agentes expulsaron a varios invitados con intimidación,

detuvieron por más de treinta horas a los organizadores del Foro

(Eleanor Calvo, Juan A. Madrazo, Manuel Cuesta, Fernando Palacio,

Guillermo Ordoñez, Rigoberto Rodríguez y un servidor) que no aceptaron

la imposición arbitraria. Para no pecar de falta de originalidad, los

agentes se hicieron pasar por miembros del CIR ante los participantes

extranjeros, quienes nunca entendieron qué hacían esos "activistas", que

no habían visto la noche anterior, parados bajo la lluvia informándoles

que el Foro se había suspendido, precisamente por lluvia.

Más allá de que este sea otro episodio de la persistente vocación

represiva e intolerante de las autoridades cubanas, quienes a través de

su diseño de terrorismo de Estado pretenden disuadir a los ciudadanos de

convertir su creciente malestar en oposición abierta, varias cosas

llaman la atención.

El corresponsal del semanario Primavera Digital, en su breve nota

informativa sobre el evento, reportó la misma cantidad de asistentes

(veinte personas) que exigía la policía política.

¿No se pregunta el alto mando en qué rincón del mundo una fiesta de

medio centenar de personas dentro de una residencia privada moviliza tan

costoso andamiaje represivo?

¿Por qué las autoridades prefieren generar con su acción represiva una

polvareda informativa y propagandística que acrecienta el prestigio y

reconocimiento del CIR, en lugar de permitir la celebración de un evento

que, según ellos mismos reconocen, no comporta peligro alguno de

inestabilidad o confrontación?

¿Por qué los gobernantes cubanos siguen perdiendo maravillosas

oportunidades de transformar en acciones concretas la cantada voluntad

de dar a la problemática racial el tratamiento adecuado que demanda la

compleja realidad social y la efervescencia global que genera el tema?

Tal parece que el Gobierno cubano se inquieta demasiado por la firmeza

de convicciones y la altura intelectual y organizativa del CIR, su

capacidad de convocatoria y vínculo social, lo cual se une al creciente

prestigio internacional de la organización civilista que, sin

altisonancias propagandísticas ni mediáticas, en el transcurso de pocos

meses fue invitada a la Primera Cumbre Mundial de Afrodescendientes,

recibió en su sede a uno de los más renombrados líderes antirracistas

del continente, desarrolló una audiencia pública ante la Comisión

Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados

Americanos (OEA), está nominada al premio Rey de España de Derechos

Humanos y tiene programado un panel sobre la problemática racial en Cuba

en el próximo XXXI Congreso Internacional de la Latin American Studies

Association (LASA).

Finalmente, después de bravatas y amenazas, en la tarde noche del

domingo 2 de diciembre los activistas fueron liberados, así los

oficiales y agentes represivos pudieron calmar con un sueño reparador

los efectos de tanta lluvia y tanta soberbia, más convencidos que nunca

de que con el CIR será solo hasta la próxima.

Para Cuba actualidad: elical2004@yahoo.es

http://primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/6019-racismo-corriente-y-terrorismo-de-estado.html

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *