Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
No Spanish?
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Archivos
Comentarios

Coto privado

Coto privado

Jueves, 06 de Diciembre de 2012 13:30

Escrito por Hildebrando Chaviano Montes

4Cuba actualidad, La Habana, El Vedado, (PD) Aunque parezca increíble,

el Foro Raza y Cubanidad fue suspendido por la Seguridad del Estado.

¿Motivo? El primer día se les había asignado a los organizadores una

cuota de veinte asistentes, y en un acto de desacato intolerable para el

régimen, los participantes pasaron de treinta.

Los oficiales de la Seguridad del Estado encargados de poner la cara

plantean con mucha seriedad que estas reuniones son ilegales. Pero, si

son ilegales con treinta participantes, ¿no lo son igualmente con veinte?

La razón de tanta sinrazón es que el temor del gobierno aumenta en la

misma medida en que crece el descontento de la población por los

fracasos reiterados en su gestión, sumado al crecimiento indetenible de

la disidencia organizada.

La respuesta del gobierno cubano al cambio de actitud de la Comunidad

Europea con respecto a la llamada "posición común", y a la votación

mayoritaria en las Naciones Unidas contra el embargo económico de los

Estados Unidos, ha sido reforzar las medidas represivas contra la

disidencia pacífica.

Impedir la asociación y reunión de ciudadanos independientes que debaten

temas de interés para todos los cubanos, es un acto de salvajismo

político. Si la sociedad cubana necesita del debate, todos deben ser

escuchados, no solo los que les cantan loas al presidente y a sus

brillantes cortesanos.

Acaben de entenderlo de una vez, la crítica es necesaria para el

funcionamiento saludable de la gestión de los gobernantes. Aprendan a

escuchar, no repriman a los que no tienen más arma que la palabra, no

amenacen a los indefensos, no sean degenerados en su obediencia ciega al

déspota.

De todas formas, el Foro está en las calles, en los barrios, en cada

casa, y en la conciencia de los mismos oficiales y agentes de la

Seguridad del Estado, que, aunque por su propia voluntad se hayan

castrado el cerebro, siguen siendo seres humanos capaces de pensar y ver

de qué lado está la razón aunque ellos tengan la fuerza, como les gusta

decir.

Para Cuba actualidad: hchaviano5@gmail.com

http://primaveradigital.org/primavera/economia/51-economia/5957-coto-privado.html

Tags: , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *