Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archivos
Comentarios

Tiene color el talento?

¿Tiene color el talento?

Lunes, 14 de Mayo de 2012 04:14

Escrito por Susana Teresa Más Iglesias

Cuba actualidad, El Vedado, La Habana, (PD) Es conocida en Cuba la

existencia de la discriminación hacia niños y jóvenes de raza negra para

el acceso a distintos centros educacionales o laborales. El pretexto es

la falta de talento, de condiciones físicas, o inteligencia, pero en

realidad es por el color de su piel.

A principios de la revolución no permitían que niños negros de cualquier

sexo cursaran estudios en la de Ballet. Se insinuaba que su

color no estaba a tono con el resto del colectivo o que carecían de

elasticidad. Ahora sí los admiten en las escuelas de arte, pero al

final, cuando terminan la carrera, después de sacrificios y esfuerzos,

en el mejor de los casos tienen que formar parte del cuerpo de baile de

la TV, un cabaret, o un circo. Si son músicos o cantantes, si no son

excepcionalmente buenos, van a parar a cualquier bar del Casco Histórico

destinado al en moneda dura, donde en ocasiones cantan casi todo

el día sin tener una audiencia formal que los valore.

Muchos cantantes, artistas plásticos, bailarines y actores de épocas

anteriores (y de ésta también) lograron el reconocimiento a sus valores

artísticos y llegaron a ser famosos en otros países, porque en el suyo

propio se les discriminaba y no se reconocían sus méritos artísticos.

Hoy es difícil incluso ver en videos clip nacionales un cuerpo de baile

acompañante de reguetoneros donde haya mujeres negras. Solo aparecen

cuando estas filmaciones son relacionadas con la santería o cierta

indisciplina social en barrios marginales, y en ellas constantemente se

acentúa la peor imagen de la mujer negra.

El talento nace con la persona, independiente de su raza y se puede

confirmar cuando vemos hombres blancos que ejecutan toques de tambor con

habilidad africana, danzan con maestría en protagónicos como Changó o

Eleguá en grupos folklóricos; al igual que negros ejecutan danzas

españolas, tangos o ballet clásico (como en el caso de Carlos Acosta),

con pericia increíble.

Sin , nos consta la presencia de instructores o directores de

compañías de danza que alientan aún ese prejuicio tan nocivo para el

alma y el país, y sin pensarlo dos veces eliminan a los negros de

diversas actividades, sin preocuparse en la humillación o el desencanto

que provocan en ellos.

En los años 60, nunca alguien floreó una buena rumba como Mayda Limonta,

la Baró oriunda de Marianao, u otras bailarinas negras que figuraron en

el filme "Un día en el solar". Sin embargo, hubo que aceptar la pésima

actuación impuesta de Sonia Calero, que solo hacía jugar sus piernas con

la escoba, como figura danzaria principal. Varios años después abandonó

el país y dejó un sin número de muchachas negras eliminadas de grupos

bailables por su supuesta falta de estatura, o de emotividad al bailar.

¿Y qué decir de Celeste Mendoza, Candita Quintana y Merceditas Valdés,

mujeres negras insustituibles en su género?

En los programas de televisión actuales, los papeles que representan los

negros, en su mayoría son los negativos: basureros, esclavos, caleseros,

jineteros, trabajadores de agros, bici taxistas, ladrones, drogadictos o

si tiene algún carguito mediocre en la sociedad actual, los presentan

como corruptos.

Tenemos muy buenos actores y bailarines negros, citarlos sería

incontable, pero casi nunca son llamados a desempeñar personajes

protagónicos a pesar de que tienen gran talento.

Son los negros quienes deben saber qué deben interpretar, insistir en

hacer prevalecer su condición, y saber rechazar lo que no sea adecuado a

sus conocimientos.

Hay artistas negros, que aunque aún viven, han sido enterrados en vida,

ya sea por vejez o por enfermedad, a los que siempre recordamos con la

mejor impresión. Es el caso de Humberto Páez, que siempre dio lo mejor

de sí en sus actuaciones tanto para el público infantil, como para los

adultos, y que quedó en el recuerdo de la teleaudiencia con el papel de

"Toña la Negra" en el serial televisivo Día y Noche. De la actriz Elvira

Servera, quien siempre dramatizó con ternura y amor cada interpretación.

De los actores Freddy Torres, quien interpretó a "Kiko el Calesero", y

Julio Hernández, en su papel de "Taita Julián", en la novela Sol de Batey.

Después que murió, ni siquiera se menciona a una de las mejores

directoras de novelas radiales, Moraima Osa, ejemplo abnegado de

disciplina y amor por su trabajo.

Por ser negros, han pasado al olvido y las nuevas generaciones no

conocen de su dedicación al arte.

Algunos aseguran abiertamente que los negros forman el mayor por ciento

de los delincuentes del país. Puede ser cierto. ¿Pero alguien se ha

preguntado, de ser así, el por qué?

En instalaciones para el turismo solo verás negros -y para eso escasos-

como maleteros, cocineros o en labores de mantenimiento. Nunca como

gerentes. Ni representantes de firmas extranjeras en el país. Contados

aparecen en altos cargos del gobierno.

Si usted pudiera observar la cantidad de estudiantes negros aceptados en

, cinematografía, cibernética, ingeniería, escuelas de arte,

notaría la agresividad del racismo existente en el país.

¿Y por qué es esto? ¡Será que el hueco de la capa de ozono, el

calentamiento global y otros desastres han influido en el talento de los

negros que viven en Cuba?

Para Cuba actualidad: susana.mas24@yahoo.com

susy.coky24@gmail.com

http://porquedesusana.blogspot.com

http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/4075-itiene-color-el-talento.html

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *