Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archivos
Comentarios

Capital extranjero llega a Cuba para invertir en propiedades

CUBA | Exilio cubano, europeos y venezolanos están invirtiendo

Capital extranjero llega a Cuba para invertir en propiedades

Tras 55 años de prohibición los cubanos pueden desde noviembre de 2011

comprar y vender casas. También están autorizados a permutarlas,

donarlas y adjudicarlas a ciudadanos dentro del país y a extranjeros con

residencia permanente. Las privatizaciones hicieron que 13.000 casas y

15.000 carros fueran vendidos o donados en el primer trimestre de 2012.

FRANK LÓPEZ BALLESTEROS

EL UNIVERSAL

lunes 14 de mayo de 2012 12:00 AM

La Habana.- Derruidas, cancerosas, o apunto de caerse, como estén,

extranjeros y cubanos fuera de la isla están aprovechando las reformas

del Gobierno para invertir en propiedades directa o indirectamente, como

una oportunidad de negocio en el marco de los ajustes del

Raúl Castro.

Tras 55 años de prohibición los cubanos pueden desde noviembre de 2011

comprar y vender casas. También están autorizados a permutarlas,

donarlas y adjudicarlas a ciudadanos dentro del país y a extranjeros con

residencia permanente.

Castro firmó en 2010 un decreto que autoriza el arrendamiento de

propiedades por 99 años a inversionistas extranjeros, aunque el gobierno

conservará la propiedad del terreno.

A raíz de esos ajustes la diáspora cubana está ayudando a sus familias a

comprar locales, viviendas, a remodelarlas e incluso recuperar bienes

expropiados tras el triunfo de la revolución, en un país que en 2011

recibió $2.294 millones en remesas, la mayoría desde EEUU.

Esas privatizaciones hicieron que 13.000 casas y 15.000 carros fueran

vendidos o donados en el primer trimestre de 2012, reveló el diario Granma.

Jonathan Kruger es un alemán casado con una cubana, y con 150 mil euros

ha comprado a través de testaferros algunos apartamentos, pequeños

locales y unos carros antiguos "como una forma de inversión. Esto se

está pareciendo a la vieja … es buen negocio".

Meses antes de la caída del Muro de Berlín en 1989, miles de ciudadanos

de la Alemania Oriental, con ayuda de exiliados y extranjeros, se

dedicaron a adjudicarse propiedades allí.

Derruido el socialismo, las compras de bienes continuaron al grado de

que un año más tarde y hasta hoy, las propiedades en esa zona de Berlín

están revalorizadas, una receta que muchos cubanos y extranjeros quieren

aplicar para la isla, valorando su potencial turístico.

El economista cubano Óscar Espinosa cuenta que "hay matrimonios que

vendieron su casa, de unos 200 metros en la zona del Vedado por unos

50.000 dólares, y están viviendo ahora con sus suegros

tranquilamente…. esto es un buen negocio si se toma en cuenta que el

salario promedio es $20 al mes".

Venezolanos de por medio

No solo españoles, ingleses, canadienses, alemanes y cubanoamericanos se

están dedicando a comprar propiedades en Cuba como casas, locales para

restaurantes o posadas. También hay venezolanos que están invirtiendo en

este tipo de negocios, reconoce Tomás Bilbao, director del Cuba Study

Group, un centro de análisis en EEUU.

El Gobierno aspira atraer a empresas de gobiernos aliados para que

inviertan en la explotación de sus recursos naturales y en , lo

que permitirá el ingreso de más dinero.

Los cerca de 380 mil "cuentapropistas" o trabajadores por cuenta propia

autorizados por el Gobierno a vender ciertas mercancías, están

aprovechando esta nueva realidad.

En diversos puntos de venta en la Av. Carlos III de La Habana, algunos

cuentapropistas están siendo financiados por venezolanos. "Mi socio

invirtió 2.000 dólares en cash, trajo mercancía de Panamá y Caracas y

aquí gana el doble", dice Raúl Velandia, dedicado al ramo de celulares y

tecnología.

Bilbao recuerda que "el común de los cubanos no tiene ahorros, por eso

vemos que es el 80% de diáspora cubana exiliada la que de alguna manera

está financiando e invirtiendo en esa reconstrucción del país".

Para José Azel, profesor Instituto de Estudios Cubanos y

Cubano-Americanos de la de Miami, "esas inversiones son

riesgosas. Dejar dinero en un país con un marco legal frágil, sin

tribunales fiables, es como botar dinero".

Pero el riesgo de esta expansión privada es que el mercado interno se

desestabilice, creando una burbuja inmobiliaria que elevará la inflación

y es algo que ya está pasando, coinciden Bilbao y Espinosa.

El lado oscuro de la exclusión

Con esta apertura el gobierno comunista espera para 2012 impulsar la

construcción de unas 23.000 viviendas a través de la iniciativa privada

buscando aliviar el déficit habitacional.

Más allá de esta realidad, las reformas en materia de propiedad privada

o el surgimiento de los cuentapropistas están generando en Cuba una

incipiente clase media con poder adquisitivo, algo que expertos como

Bilbao, Chepe y Azel agradecen pero les preocupa también.

Cuba es un país donde la revolución no acabo el racismo, y las

divisiones sociales se marcaron más aún entre una élite que controlaba

el poder y un pueblo menesteroso de ayuda.

"Las reformas para algunos fueron abruptas. La gente aquí con Fe

(familia en el exterior), sabe que vale más que la que no tiene. Se

percibe hoy en día resentimiento, envidia y hasta odio, eso exacerba la

exclusión y es peligroso en un país como este", advierte Espinosa.

http://tiempolibre.eluniversal.com/internacional/120514/capital-extranjero-llega-a-cuba-para-invertir-en-propiedades

Tags: , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *