Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archivos
Comentarios

Cultura del dominio

Cultura del dominio
Miércoles, 25 de Abril de 2012 05:29
Escrito por Manuel Aguirre Lavarrere (Mackandal)

Cuba actualidad, Guanajay, Artemisa, (PD) La participación forzosa de
cubanos a favor de la revolución fue un hecho indiscutible. Marcó
combinaciones ciudadanas que más tarde fueron reprimidas y controladas
en un modelo totalitario cuyo principal fundamento fue la mancuerna al
civilismo y el adoctrinamiento obligatorio. Así, lograron imponer un
modelo de vida adecuado a una minoría ambiciosa y renuente a la
pluralidad de opinión, para hacer creer luego que fue ésta la voluntad
popular.

Esto implicó la desaparición de numerosos lugares públicos y sociedades
de progreso y esparcimiento. Cuando cayeron todas las instituciones de
negros y mestizos, quedó esta raza sin voz y sin líderes hasta el
momento presente y le impusieron patrones de conducta que destruyeron,
además de las diferencias culturales, la sociabilidad plena del cubano.

Formas diferentes de vida y religiosidad se vieron colapsadas para dar
paso a una deshumanización colectiva y confirmar eslóganes de terrorismo
psicológico en cuanto plantea y resuelve, muy a su conveniencia, qué
cultura le es mejor a sus siervos mediante unos preceptos de dominio que
deterioran los valores de la nación.

Todo lo que no comulgara con los principios dominantes del régimen y los
intereses de su hegemonía totalitaria fueron a tierra, y con ellos los
patrones correspondientes a la civilización, con el afán de destruir
cualquier asomo de y diversidad de pensamiento.

Esta conducta trajo fusilamientos, encarcelamientos, despidos laborales,
expropiación de bienes y exilio rayano en la expatriación obligada.

Católicos, protestantes, espiritistas, y practicantes de las religiones
afrocubana como santeros, abakuás y paleros, fueron perseguidos y
amenazados y muchos llevados a prisión por negarse a renunciar a sus
principios y dogmas religiosos.

A esas alturas ya era presente la voz del Gran Hermano, con un séquito
de policías del pensamiento y políticas de odio, de esa que nos habla
George Orwell en su novela 1984, donde "la libertad es la esclavitud y
la ignorancia es la fuerza."

No hubo hombre o mujer que no fuera alertado bajo amenaza. No hubo
estudiante al que no se le hicieran las preguntas de rigor. No hubo niño
alguno que quedara fuera del adoctrinamiento de la hoz y el martillo, ni
casa que no se apresurara a bajar del pedestal el corazón de Jesús,
porque era dios.

La ideología del régimen cubano no solo está concebida para la
salvaguarda de sus principales dirigentes, sino que bajo la cultura del
dominio absoluto, lleva en sus genes el racismo y la segregación social
condicionada a través de años de adoctrinamiento.

Las prácticas racistas y la exclusión de reclamos civiles mediante
manifestaciones pacíficas, son mucho mayores contra ciudadanos renuentes
a acepar la cultura del exterminio ciudadano, toda vez que impone su
propia escala de valores, vota por el militarismo y la venganza ciega,
propios del despotismo que trata de aplicar a la población, mediante una
psicología guerrerista.
Para Cuba actualidad: makandalmm@yahoo.com

http://primaveradigital.org/primavera/politica/123-opinion/3955-cultura-del-dominio.html

Tags: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *