Racismo – Cuba – Racism
Categorías
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archivos
Comentarios

No conozco esos cuestionamientos

“No conozco esos cuestionamientos”

Lo que sí conozco es una fuerte manipulación de la defenestrada
Comisión de DD.HH., avasallada por EE.UU. y un grupo de sus poderosos
aliados, que intentó condenar a Cuba
Juan Antonio Fernández Palacios, representante de la misión permanente
de Cuba en Ginebra

El representante de la misión permanente de Cuba ante las Naciones
Unidas en Ginebra, Juan Antonio Fernández Palacios, afirmó que desconoce
los informes críticos de la situación de de su país.

En entrevista con el presentador del programa BBC Mundo Hoy, Luis
Fernando Restrepo, el diplomático cubano habló de lo que Cuba va a hacer
como nuevo miembro del nuevo consejo de la ONU dedicado a la defensa de
los derechos fundamentales.

El cubano ha manifestado reiteradamente su satisfacción por
formar parte de este organismo y ha dicho que esto constituye un
respaldo a su sistema político y a su ideología.

“Se ha establecido un mecanismo de revisión periódica, que habla de
igualdad entre pares, donde todos los estados miembros tienen que pasar
por ahí; lo haremos nosotros, como lo debe hacer todo el mundo”, señaló
Fernández.

El diplomático condenó a la antigua Comisión de Derechos Humanos,
“incapaz de condenar la guerra en Irak” y le restó crédito a
señalamientos internacionales que indican que los derechos humanos están
muy restringidos en Cuba.

Cuba ha sido incluida como país miembro del Consejo de Derechos Humanos,
pero La Habana ha tenido muchísimos cuestionamientos por parte de
organizaciones internacionales. ¿Cómo responden a esto?

Bueno, primero, no conozco esos muchísimos cuestionamientos de
organizaciones internacionales.

Lo que sí conozco, en los últimos 15 años, es una fuerte manipulación
política de la defenestrada Comisión de Derechos Humanos, avasallada por
, y un grupo de sus poderosos aliados, que intentó
condenar a Cuba e hizo aprobar resoluciones políticas selectivas que
nada tenían que ver con derechos humanos.

Señor embajador, usted dice que no conoce los informes, pero tengo aquí
uno presentado por Christine Chanet, que era la representante personal
de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y
entre ellos se señala que ustedes en 2003 dijeron abiertamente que no la
reconocían.

Las autoridades cubanas hicieron saber al Alto Comisionado que no
reconocían el mandato de su representante personal. ¿Entonces cómo va a
ser esta relación?

Es correcto, nunca hemos reconocido su espurio mandato; nunca hemos
aceptado cooperar con ella, ni lo haremos.

¿Y entonces cómo va a ser esta relación, ahora con las Naciones Unidas y
con este nuevo consejo?

Bueno, yo vuelvo a decirte, estamos ahí sentados justamente por haber
resistido y defendido los principios en los cuales creemos.

Un mensaje muy claro: hay que poner fin a esa farsa que fue la Comisión
de Derechos Humanos, comisión que fue incapaz de condenar la guerra en
Irak, o lo que aconteció en Afganistán, y mucho menos la situación que
se encuentra en el campo de concentración de la base naval de Guantánamo.

Y con temas, por ejemplo, como la de expresión, la de
elegir a sus líderes, la libertad de reunión, algunos organismos
internacionales señalan que estos derechos fundamentales están muy
restringidos en Cuba. ¿Ustedes qué van a hacer?

Tampoco doy crédito a esa afirmación. Lo que sí conozco es el irrespeto
a la libertad de pensamiento y de religión. Nosotros no concebimos esa
libertad de expresión como el derecho a proclamar abiertamente el
racismo, la xenofobia, a estigmatizar a otras religiones.

Pero no me ha respondido tampoco sobre el derecho democrático a elegir a
sus líderes.

Bueno, nosotros tenemos elecciones genuinas y periódicas y mucho más
democráticas que otras que conozco..

Pero criticadas porque dicen que sólo hay un candidato o sólo hay
personas que pertenecen a un mismo movimiento…

No es así. Hay que leer nuestro código electoral, nuestra electoral
y nuestra constitución.

No hay que ser militantes de un partido, ni nadie ha dicho ni está
escrito en ningún lugar que democracia tiene que ver con más de un
partido, pero bueno, yo pensé que íbamos a hablar del Consejo de
Derechos Humanos, aunque no tengo ningún problema en seguir discutiendo
estas cosas.

Es interesante también conocer las posiciones con las que llegan los
nuevos representantes miembro a este consejo, y creo que estamos
hablando de eso.

Usted me viene hablando de libertad de expresión, de pensamiento, pero
han llegado a nuestro programa testimonios desde La Habana, donde
algunos integrantes de la disidencia son atacados, no se les deja ni
siquiera salir de sus casas y fuera de eso se les acusa de tener
relaciones con la Oficina de Intereses de Estados Unidos, porque el
gobierno siempre los ha calificado como “lacayos de Washington”…

Es lo que han sido siempre, mercenarios al servicio del Imperio…
jugosamente financiados…

Pero, ¿eso es libertad de expresión?

No, no hay que confundir, esa es la libertad para bloquear a su pueblo,
para hacer más profunda la agresión a Estados Unidos; esa libertad no
cabe ahí. La libertad para destruir la revolución, para apoyar el
bloqueo criminal que intenta rendir por hambre y enfermedades a 11
millones de cubanos; cinco mercenarios del imperio no podrán obtenerla
nunca. Sí hay que decirlo alto y claro; es así.

¿Qué le dirían ustedes a las Naciones Unidas si en un futuro les hacen
revisar la Ley 88, por la cual se detuvo a algunos disidentes, entre
ellos escritores, por su forma de pensar, o qué le dirían ustedes a la
ONU si les piden información acerca de estas nueve personas que según
las Naciones Unidas están desaparecidas y que estaban manifestándose
frente a la Embajada de Francia en La Habana?

Ese Consejo no tiene ninguna autoridad para pedir eso. Las leyes
nacionales son las leyes que uno se da. Y está dentro de nuestra
soberanía. Yo pensé que tú ibas a hablar en serio del Consejo de
Derechos Humanos.

Primero que todo no estoy hablando en broma, le estoy hablando y
haciendo las preguntas de forma muy respetuosa; estoy hablando del
Consejo. Entonces, contésteme por favor.

Yo te respondo. Ese consejo no se dedica a eso, no se va a dedicar a
eso; tienes que leerte la resolución que le dio origen. Tu pregunta
tiene un sesgo político que no tiene nada que ver con la resolución que
creó el consejo ni con lo que va a ser el consejo.

Acabamos de hablar con el embajador Luis Alfonso de Alba, primer
de este nuevo consejo, y él dijo a BBC Mundo Hoy que uno de
los principales propósitos va a ser que cada país revise su propio
historial de derechos humanos, y por eso le estoy haciendo la pregunta.

Eso e
s otra cosa. Se ha establecido un mecanismo de revisión periódica,
que se habla de igualdad entre pares, donde todos los estados miembro
tienen que pasar por ahí; lo haremos nosotros, como lo debe hacer todo
el mundo.

¿Qué va a presentar Cuba? ¿Cómo lo van a plantear? ¿En qué van a revisar
los derechos humanos en su propio país? ¿Qué se va a plantear de nuevo?

No, nosotros vamos a seguir promoviendo, eso sí, un mundo mejor para
todos, donde se hagan realidad todos los derechos para todos los
derechos humanos, donde no haya tortura, donde la gente no tenga que
suicidarse en campos de concentración, donde no haya guerras asesinas,
ni se mate a civiles, incluidos niños inocentes.

Eso es lo que vamos a defender, un mundo distinto, un mundo de paz, un
mundo de igualdad para todos.

Nota de BBCMundo.com:
http://news.bbc.co.uk/go/pr/fr/-/hi/spanish/latin_america/newsid_5095000/5095116.stm

Publicada: 2006/06/19 14:13:14 GMT

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *